"El Hombre de al Lado" Le Corbusier en Argentina

"El Hombre de al Lado" Le Corbusier en Argentina, Casa Curutchet

Hoy comenzamos con la película argentina “El Hombre de al Lado” año 2009 dirigida por Mariano Cohn y Gastón Dupart y protagonizada por Rafael Spregelburd y Daniel Aráoz. Leonardo es un diseñador de éxito, snob y engreído que vive junto a su mujer y su hija en un hogar silencioso y acristalado, la famosa Casa Curutchet de Le Corbusier. Víctor, sin embargo es vendedor de coches usados, un hombre rústico, vulgar, invasivo…pero también es un tipo libre, comunicativo, sociable que ve a Leonardo como alguien superior a él en cuanto a los logros sociales y económicos alcanzados. La construcción de una ventana en una medianera con el fin de "atrapar esos rayitos de sol, que al vecino le sobran" enfrentará a dos seres antagónicos Leonardo y Víctor. Este hecho desencadenará un conflicto irresoluble que pondrá de manifiesto la complejidad del ser humano.

"El Hombre de al Lado" Le Corbusier en Argentina, Casa CurutchetCasa Curutchet en La Plata, Buenos Aires. Arquitecto Le Corbusier

Share This

  • linkedin
  • google+

Hoy comenzamos con la película argentina “El Hombre de al Lado” año 2009 dirigida por Mariano Cohn y Gastón Dupart y protagonizada por Rafael Spregelburd y Daniel Aráoz. Leonardo es un diseñador de éxito, snob y engreído que vive junto a su mujer y su hija en un hogar silencioso y acristalado, la famosa Casa Curutchet de Le Corbusier. Víctor, sin embargo es vendedor de coches usados, un hombre rústico, vulgar, invasivo…pero también es un tipo libre, comunicativo, sociable que ve a Leonardo como alguien superior a él en cuanto a los logros sociales y económicos alcanzados. La construcción de una ventana en una medianera con el fin de "atrapar esos rayitos de sol, que al vecino le sobran" enfrentará a dos seres antagónicos Leonardo y Víctor. Este hecho desencadenará un conflicto irresoluble que pondrá de manifiesto la complejidad del ser humano.






La Estética de la Película a la hora de componer los espacios y seleccionar los objetos es tan “Exquisita” que en determinados momentos la Casa Curutchet se convierte en la protagonista, mostrándose como una maqueta gigante resultado de la obra del propio Leonardo.





Construida en la ciudad de La Plata, Buenos Aires (Argentina) entre 1949 y 1953, es la única obra de Le Corbusier en Latinoamérica, siendo fiel a los 5 Principios de su Arquitectura.



  1. La planta baja sobre pilotes y de uso exclusivo para los vehículos.

  2. La planta libre a partir de la estructura independiente, pilares y losas que le permiten poner los cerramientos donde quiere.

  3. La terraza-jardín en la cubierta del edificio, una forma de devolver a la naturaleza la superficie en planta que ocupa la vivienda.

  4. Las ventanas alargadas de lado a lado abarcando todo el ancho de la construcción, lo que mejora la relación con el exterior.

  5. La fachada libre que se desliga de la estructura retrasándose respecto de la fachada, liberando a ésta de su función estructural.




La Vivienda se proyectó en un terreno entre medianeras de 180 m² en el que se respetaba el entorno de la ciudad y la cercanía de su bosque, solucionando dos “Problemas”:



El primero, la construcción de una vivienda unifamiliar en un terreno entre medianeras con una única Fachada, circunstancia inédita en la producción anterior del autor.





El segundo, consecuencia del planeamiento urbano de la ciudad de La Plata, avenidas diagonales, que hacían que el eje longitudinal del terreno tuviese una inclinación de 45° con respecto a la línea municipal. Para solucionar esto, dividió la casa en dos volúmenes diferenciados: la zona de consultorio al frente y la zona de la vivienda atrás, ambos articuladas por el patio y la rampa de acceso situada y enfrentada a la puerta de entrada, que organiza la circulación interior de forma ascendente. La relación con el entorno queda de manifiesto con el pórtico de acceso y la continuidad que confiere el parasol del frente de la terraza.







 



 




 



Le Corbusier nunca viajó a Argentina por lo que la Dirección Técnica fue realizada por Amancio Williams, arquitecto argentino de su confianza, quien influyó en el desarrollo final del proyecto, al rotar la escalera 180º, reemplazar los muros de acceso por muros acristalados y obtener el permiso municipal para que la obra se pudiera construir según lo proyectado por Le Corbusier y no según la normativa del país. En 1951 debido a discrepancias entre ambos Williams renuncia, asumiendo la dirección Simón Ungar y finalmente el ingeniero Alberto Valdés.



En 1987 fue declarada monumento nacional y posteriormente pasó a ser la sede del CAPBA (Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires).



© Fotos vía Flickr usuario: aliado_86



© Fotogramas © Filmaffinity



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.