ARQUITECTURA SOSTENIBLE

El bambú en la arquitectura contemporánea: suelos ecológicos.

Los suelos de bambú se presentan como una alternativa sostenible frente a pavimentos de maderas tradicionales, mejorando además muchas de sus prestaciones, como dureza, estabilidad o durabilidad.  

El bambú en la arquitectura contemporánea: suelos ecológicos. Imagen: chilldeco.com

Share This

  • linkedin
  • google+

Los suelos de bambú se presentan como una alternativa sostenible frente a pavimentos de maderas tradicionales, mejorando además muchas de sus prestaciones, como dureza, estabilidad o durabilidad.  

El bambú es la materia prima que se presenta como la solución presente y futura para frenar la deforestación. Se trata de una planta herbácea que crece de manera natural en prácticamente todos los continentes, excepto en Europa. Su velocidad de crecimiento es incomparable a la de árboles cuyas maderas se han usado tradicionalmente. Algunas variedades son capaces de crecer hasta 90 cm al día, alcanzando su tamaño máximo a los 6 años, con alturas de hasta 25 m y diámetros de 30 cm en algunas especies. Se trata además de una especie vegetal que podemos considerar casi invasiva, puesto que brota cada año sin necesidad de ser replantada, al contrario que los árboles, que además necesitan entre 30 y 60 años para alcanzar su madurez.

arquitectura_suelos bambu_materia prima

Imagen en: https://bambu.opentiendas.com/

A esta capacidad de proporcionar gran cantidad de materia prima de forma sostenible, se suman otros beneficios medioambientales, dado que los bosques de bambú son muy eficientes absorbiendo CO2, hasta un 30% más que muchas especies de árboles, produciendo a su vez mayor cantidad de oxígeno.

arquitectura_suelos bambu_materia prima2

Imagen en: http://www.faunatura.com

El bambú por tanto empieza a imponerse como material de construcción, apto para muchos sistemas constructivos, entre ellos los acabados de paramentos, suelos y techos. Muchas organizaciones promueven su uso en distintas partes del planeta.

En el caso de los suelos, el material presenta unas características intrínsecas que lo hacen idóneo para este uso, igualando las propiedades de otros tipos de madera, incluso presentando muchas ventajas respecto a muchas de ellas. Tiene una gran dureza, a pesar de ser un material muy liviano, con un índice en la escala Brinell de 4,7, superior al de maderas de uso extendido en parquets y tarimas, como el roble o el haya.

arquitectura_suelos bambu_tabla dureza Brinell

Presenta una gran estabilidad dimensional, no se contrae ni dilata fácilmente con los cambios de temperatura o humedad, como sucede habitualmente en otros suelos de madera, con variaciones dimensionales del orden de un 50% inferiores a las sufridas en los pavimentos de roble. Esta propiedad permite que su uso sea compatible con espacios con una humedad ambiental elevada, permitiendo su disposición en núcleos húmedos o edificaciones costeras. Su uso en exteriores también es posible, tratándose en este caso de tarimas macizas con la superficie prensada y termotratada, aumentando de esta forma su resistencia a la humedad, proporcionando además el material una superficie antideslizante.

arquitectura_suelos bambu_tarima interior_2

arquitectura_suelos bambu_tarima interior_1

Imágenes en: http://www.i-decoracion.com

arquitectura_suelos bambu_tarima interior_3

Imagen en:http://chilldeco.com

arquitectura_suelos bambu_tarima exterior_1

Imagen en: https://www.moso.eu//

Colabora tanto en el confort térmico como acústico de los espacios interiores. Ayuda a regular la temperatura ambiental, resultando suelos cálidos en invierno y frescos en épocas estivales. Son además compatibles con la instalación de calefacción por suelo radiante.

Absorben eficientemente el ruido, y además son antialérgicos, puesto que retienen mucho menos polvo que los parquets tradicionales, ayudando a no provocar procesos alérgicos de los usuarios, mejorando su calidad de vida.

arquitectura_suelos bambu_anti-alérgico

arquitectura_suelos bambu_anti-alérgico

Imágenes en: https://www.moso.eu//

Se trata de una madera con una durabilidad excepcional. Dada su alta compacidad y baja absorción de agua, no suele sufrir el ataque de xilófagos ni procesos de pudrición por hongos.

La estética y calidad de los acabados son totalmente comparables a los de otras maderas tradicionales, creando ambientes cálidos y confortables.  

No requiere de tratamientos especiales de conservación, más que proporcionar una temperatura cálida, cercana a los 20ºC, y una humedad relativa alta, del orden del 50%, aportada de forma artificial con humidificadores en caso de ser necesario para contrarrestar la sequedad ambiental provocada por los sistemas de calefacción.

Los formatos existentes en el mercado y su instalación no varían respecto a los suelos de madera convencionales. Podemos encontrar desde tablas para tarimas encoladas y flotantes, tanto machihembradas como suministradas en rollo, hasta placas para suelos técnicos. Entre las empresas europeas destacan la firma alemana MOSO International y la española Bamboo Touch.

arquitectura_suelos bambu_formatos

Imagen en: http://chilldeco.com

arquitectura_suelos bambu_formatos

Imagen en: https://bambu.opentiendas.com/

arquitectura_suelos bambu_formatos

Imagen de: Javier Orive 

arquitectura_suelos bambu_formatos

Imagen en: http://www.moso.eu - exterior

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.