Share This

  • linkedin
  • google+

En el año 2012 el Estudio Sevillano MGM compuesto por los Arquitectos José Morales, Sara Giles y Juan González Mariscal ganó el Premio AIT Awards, World Architecture Competition en la categoría “Living” por su obra de 127 viviendas sociales en Monte Hacho, Ceuta, premio EUROPAN 5.


No sé si a vosotros os pasa lo mismo pero muchas veces me he preguntado cómo sería el después de los Concursos de Arquitectura. El antes todos lo conocemos: largas e intensas jornadas de trabajo, no dormir…estrés, estrés y más estrés. Pero, una vez entregado, si además ganas y tienes la suerte de que se construya, después ¿QUÉ?



Lo que voy a escribir en mi artículo de hoy, espero que no ofenda a nadie. Tampoco quiero decir que suceda con todos los concursos: Es solo un caso que he conocido.



Recientemente estuve en Ceuta y, como siempre que visito una ciudad nueva, intento informarme y visitar su Aquitectura. En esta ocasión visité la obra de MGM: 127 viviendas de protección oficial, situadas en el Monte Hacho (Ceuta). De ellas 41 viviendas son unifamiliares y el resto se agrupan 6 torres, decir que solo se construyeron 84. El emplazamiento, una antigua cantera repleta de fortificaciones incrustadas en la roca, una complicada y difícil topografía y una zona de fuertes vientos con altas velocidades durante casi los 200 días al año. Condiciones que influyeron en el desarrollo del mismo.



 



El proyecto buscó la forma de rehabilitar esa zona, respetando al máximo el entorno. Su propuesta planteó una serie de vacíos urbanos, donde unas veces las viviendas penetran en los fosos preexistentes, otras las rocas se introducen en las casas. Un conjunto de módulos que se repiten, que diferencian los apartamentos en altura, simples o dúplex (cuya distribución es fácilmente intercambiable en función de la orientación) de las casas-patio unifamiliares adosadas, de dos plantas que tienen una entrada independiente y una plaza común desde la que acceder de forma privada. La relación de las viviendas con el exterior se hace a través de un espacio intermedio, al aire libre. Los materiales básicos del proyecto son: el hormigón y la madera, más una malla metálica protectora (trámex) a modo de piel en una de las fachadas.



 



Es una pena el estado que presentan actualmente las viviendas, ya que se han construido antepechos donde no los había, se ha alterado no solo las dimensiones de la carpintería original sino también el diseño añadiendo fijos donde no existían, cajones de persianas, se han abierto ventanas en la envolvente…¡Una lástima!. Además, parece ser que se ha convertido en una zona insegura en la que son frecuentes los robos. Quizás sea esa alguna de las razones por las que se ha alterado el Proyecto, junto con otras que escapan a mi conocimiento, lo que me lleva a pensar en un Artículo que leí por casualidad en Enero de 2016: “Cuando el diseño de vivienda social falla: Los Errores del Proyecto Center Village Winnipeg, Canadá”. De 5468796 Architecture, Cohlmeyer Architecture Limited.





 



¿Errores de Proyecto? No lo sé, lo que sé es que, la Arquitectura de Concurso da prestigio a quien lo gana y a la ciudad que acoge. Es puro sello de autor y suele estar desprovista de contacto con los futiros moradores. En este caso, creo que no se han tenido en cuenta aspectos culturales de fondo. Es difícil hacer ver al cliente la razón de determinadas soluciones. Ante esta falta de entendimiento, toman decisiones que en muchos casos perjudican al diseño original, desvirtuando el concepto.





 



© sjll.es



 



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.