REHABILITACIÓN

Ejemplo de cohabitación, Mercado del Born

En 1971 el Mercado del Born en Barcelona cerraba sus puertas, hecho propiciado por la apertura del nuevo mercado central, Mercabarna. Los vecinos del barrio lograron frenar su demolición, ya que el Plan de Ordenación del Casco Antiguo así lo preveía, a imagen de lo que ocurría en París, donde había comenzado el derribo del mercado de Les Halles en pleno centro.

Ejemplo de cohabitación, Mercado del Born  De Mercado a Centro Cultural. El Born, Barcelona

Share This

  • linkedin
  • google+

En 1971 el Mercado del Born en Barcelona cerraba sus puertas, hecho propiciado por la apertura del nuevo mercado central, Mercabarna. Los vecinos del barrio lograron frenar su demolición, ya que el Plan de Ordenación del Casco Antiguo así lo preveía, a imagen de lo que ocurría en París, donde había comenzado el derribo del mercado de Les Halles en pleno centro.

Surgió un movimiento vecinal en favor de conservar el edificio puesto que era patrimonio cultural de la ciudad y memoria histórica del barrio de la Ribera. Consiguieron salvarlo y reclamarlo como equipamiento cultural. En 1979 fue restaurado para frenar su continua degradación, sin uso definido acogió distintas actividades de índole muy diversa. Finalmente se decidió que albergaría la Biblioteca Provincial.

Durante las excavaciones arqueológicas al inicio de las obras se descubrió el yacimiento, vestigios de la Barcelona de 1714. En un principio se acordó la cohabitación de los restos con la biblioteca, decisión no exenta de polémica. Viendo que  el proyecto era incompatible se decidió buscar un nuevo emplazamiento en el barrio para la biblioteca y convertir el Born en Centro Cultural.

Los arquitectos Enric Soria y Rafael Cáceres realizaron el proyecto de adecuación. Ganadores del concurso que promovió el Ayuntamiento en 1998 modificaron el proyecto ante el descubrimiento del yacimiento y el nuevo uso para el edificio. Fue Enric Soria quien asumió la reconversión del antiguo mercado como centro cultural y su restauración íntegra hasta su finalización.

La intervención recoge dos trabajos distintos, por un lado la restauración de la estructura de hierro, cubiertas y fachadas del mercado que Josep Fontserè proyectó en el siglo XIX, y por otro la adecuación interior como centro cultural.

El mercado necesitaba una restauración exhaustiva para su reapertura que consistió en la renovación de todos los cristales exteriores de las cuatro fachadas, el cambio de todas las tejas dañadas de las cubiertas, la mejora de aislamiento térmico y acústico y recubrimiento de la cubierta, y la limpieza de todos los elementos de hierro, piedra y cerámica.

El Born se entiende como una “calle abierta” y sólo “relativamente cubierta”, respetando la esencia original del antiguo mercado. Ello se debe a las aperturas originales en la cubierta que permiten la renovación de aire interior. Éstas se han mantenido ya que eran compatibles con el nuevo uso, hecho no posible si hubiese tenido que albergar la biblioteca.

La adecuación interior se consigue mediante la construcción de una plataforma que posibilita la circulación por el interior contemplando simultáneamente el yacimiento y la creación de las cuatro salas laterales, para exposiciones y actividades.

La plataforma se dispone al mismo nivel que la calle ocupando toda la superficie interior. Deja tres huecos protegidos por una barandilla de cristal que generan un balcón a la contemplación del yacimiento. La estructura se resuelve con grandes pilones de hormigón que también refuerzan los cimientos de las columnas de hierro del mercado originales.

Completan la intervención las cuatro salas que se disponen en las cuatro esquinas de la cruz que forma el gran espacio interior. Su gran fachada de cristal las relaciona visualmente con la calle y con el yacimiento. Éstas se impermeabilizaron y climatizaron adecuadamente para albergar las distintas actividades y exposiciones que se desarrollarán en el centro.

© Fotos y planos Enric Soria y Rafael Cáceres

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.