Arquitectura Sostenible

Dos viviendas en una: House on Ancaster Creek, de Williamson&Williamson

En los bosques canadienses de Ontario, los arquitectos Betsy y Shane Williamson construyen esta casa sostenible para la convivencia de una familia y sus padres ancianos

Dos viviendas en una: House on Ancaster Creek, de Williamson&WilliamsonDos viviendas en una: House on Ancaster Creek, de Williamson&Williamson

Share This

  • linkedin
  • google+

En los bosques canadienses de Ontario, los arquitectos Betsy y Shane Williamson construyen esta casa sostenible para la convivencia de una familia y sus padres ancianos

Williamson&Williamson es un estudio de diseño y arquitectura afincado en Toronto (Canadá) y fundado por el matrimonio de arquitectos Betsy y Shane Williamson. Con numerosos reconocimientos a sus espaldas, el proyecto House on Ancaster Creek (Casa en el Arroyo Ancaster) supone el tercero de tres proyectos que investigan en la creación de hogares donde familias jóvenes puedan convivir con sus padres ancianos. El lugar que ocupa la intervención es un área protegida de bosques y humedales en la provincia de Ontario, donde existen otras 595 parcelas privadas dedicadas fundamentalmente a viviendas. La parcela de la intervención es atravesada por el arroyo, cerca del cual se decide implantar la edificación (aunque manteniendo una distancia considerable para evitar posibles inundaciones).

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_1.jpg
Vista exterior desde el arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_2.jpg
Detalle de los acabados exteriores de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_3.jpg
Vista exterior desde el patio de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

La idea de partida del proyecto será generar dos viviendas independientes dentro de la misma edificación, de tal manera que ambas partes de la familia puedan mantener su autonomía y al tiempo beneficiarse de la compañía mutua compartiendo determinados espacios comunes. Cada unidad habitacional se entiende como un prisma rectangular en el cual se concentra el programa completo de vivienda organizado en pequeños paquetes funcionales. La intersección en perpendicular de los dos prismas dará lugar a un volumen en L, con un lado dispuesto en paralelo al arroyo y el otro al lindero lateral. De esta manera, un amplio espacio ajardinado desde el acceso a la parcela nos separa de la calle en un claro gesto por acercarse más al paisaje del río.

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_4.jpg
Esquema de concepto de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_5.jpg
Planta baja de la casa, Williamson&Williamson

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_6.jpg
Planta primera de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_7.jpg
Sección transversal de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_8.jpg
Esquemas axonométricos de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

La vivienda para los padres ancianos supone el lado norte de la L y se desarrolla sólo en planta baja, contando con un dormitorio extra para un posible cuidador externo; la vivienda para el resto de la familia es el volumen oeste que mira hacia el arroyo y se apoya en el prisma anterior en un extremo para generar otra planta de uso más privado. Las zonas comunes de la vivienda principal, por tanto, se situarán en planta baja, mientras que el dormitorio y el despacho-librería se dispondrán en la parte superior. Ambas viviendas se abren y cierran al paisaje intencionadamente, en función de las vistas y el grado de privacidad deseado, de tal manera que el volumen alcanza una mayor complejidad con la apertura de un patio, que permite que la vegetación penetre en el edificio, y la presencia de un voladizo, que proyecta la arquitectura hacia el exterior.

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_9.jpg
Interior de la cocina de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_10.jpg
Interior de la cocina de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_11.jpg
Detalle de los acabados de la cocina de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

Los espacios comunes de la vivienda celebran el encuentro de todos los habitantes del edificio, por lo que se diseñan como estancias únicas, cuidando al máximo todos sus detalles, para favorecer la experiencia de la arquitectura. Así, la cocina se organiza en doble altura, abriéndose no solamente al bosque, sino también hacia el interior del edificio y hacia el cielo gracias a la apertura de un lucernario. El comedor supondrá un pasaje entre árboles, y el salón un espacio cálido con chimenea y vistas a la singular escalera de caracol revestida en madera que comunica las dos plantas y que se convierte en el principal elemento decorativo de la casa. Los cuidados acabados en madera y piedra natural, junto con el revestimiento en blanco de algunas paredes y techos, supondrán el fondo neutro y estático al colorido mundo exterior del bosque que cambia con las estaciones.

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_12.jpg
Comedor de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_13.jpg
Salón principal de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_14.jpg
Salón principal de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

En el proceso de diseño fue fundamental contemplar la construcción como una edificación sostenible, sensible al privilegiado entorno circundante, por lo que se trató de reducir al máximo su huella ecológica utilizando materiales locales a los que se les aplicarían distintos tratamientos de protección para aumentar su durabilidad. La piedra caliza de una cantera vecina y la madera de los cedros de la zona se utilizarán para revestir las fachadas inferiores y superiores respectivamente, favoreciendo la sensación de movimiento de los volúmenes. La envolvente, con un sistema de acristalamiento de alto rendimiento con carpinterías altamente aisladas, reducirían la demanda de calefacción por suelo radiante. El consumo energético se compensaría también con los paneles solares de las cubiertas y la iluminación LED de los espacios interiores.

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_15.jpg
Biblioteca de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

arquitectura_ancaster_creek_williamson_williamson_16.jpg
Dormitorio principal de la Casa en el Arroyo Ancaster, Williamson&Williamson

 

Imágenes de este artículo: fotografías de Aframe , planos de Williamson&Williamson  y Dezeen

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.