OBRA A FONDO

Dekleva Gregoric reinterpreta la casa tradicional eslovena

La región de Karst una vez estuvo cubierta por robles que los venecianos deforestaron y utilizaron en los pilotis que permitirían construir su ciudad en el agua. Dejaron que el viento erosionara la tierra hasta revelar los terrenos de roca caliza ocultos en el terreno. En este paisaje, la tradición de casas pequeñas, compactas y casi sin aberturas se desarrolló en gran medida y se ha mantenido hasta hoy en día.

Dekleva Gregoric reinterpreta la casa tradicional eslovenaDekleva Gregoric Arhitekti

Share This

  • linkedin
  • google+

La región de Karst una vez estuvo cubierta por robles que los venecianos deforestaron y utilizaron en los pilotis que permitirían construir su ciudad en el agua. Dejaron que el viento erosionara la tierra hasta revelar los terrenos de roca caliza ocultos en el terreno. En este paisaje, la tradición de casas pequeñas, compactas y casi sin aberturas se desarrolló en gran medida y se ha mantenido hasta hoy en día.

La continuación de esta tradición estableció el diseño y asentamiento de un modelo de casa pequeña, compacta, y fabricada en piedra, que responde exactamente a las necesidades de las jóvenes familias y a las tecnologías conocidas en el momento. La redefinición de este modelo de casa tradicional pensada por el estudio Dekleva Gregoric Arhitekti llevó a la casa Karst a convertirse en un prototipo de casa contemporánea, con una volumetría óptima para su construcción en el campo de esta región de Eslovenia, que se extiende hasta el nordeste de Italia.

La redefinición del modelo clásico ha llevado a Aljoša Dekleva y Tina Gregorič a concebir la nueva edificación como un volumen monolítico que, a su vez, contiene otros dos volúmenes de madera.

La planta baja opera, sobre todo, como un espacio público o semi-público con magníficas vistas del paisaje mientras que el piso superior, que acoge las estancias privadas, tiene sólo vistas del cielo. El espacio interior está dividido por dos volúmenes de madera que, en el nivel inferior, contienen la cocina y el cuarto de baño, y en la primera planta, el dormitorio principal y la habitación de los niños.

Este concepto de “casa dentro de una casa” permite que cada habitación funcione como una vivienda con el tejado inclinado, donde uno tiene la sensación de dormir en su propia casa y no en una habitación. El generoso uso de la madera en el interior ayuda a cimentar este efecto, al mismo tiempo que crea una cálida yuxtaposición junto a la fachada de piedra.

La casa cuenta con tres grandes ventanas cuadradas que ofrecen vistas de una iglesia sobre una colina hacia el oeste, los bosques al sur y la plataforma de entrada, al este. La reinterpretación del tradicional techo de la región, con su textura, color, material y marcada pendiente se ejecuta en un contemporáneo techo de hormigón. “Materialmente inseparable, la conexión entre la fachada y el techo es una alusión clave a la imagen de un tradicional pueblo de Karst.”

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.