REHABILITACIÓN

Cubierta transparente en la Iglesia de Corbera d’Ebre

Con la premisa de devolver el uso público a la antigua Iglesia de Corbera d’Ebre, en Tarragona, se plantea su restauración y rehabilitación, una nueva cubierta que mejorará sus condiciones interiores pero manteniendo su aura de “ruina” consecuencia de la Batalla del Ebro allí acontecida.

Cubierta transparente en la Iglesia de Corbera d’EbreFerran Vizoso / © Fotos José Hevia

Share This

  • linkedin
  • google+

Con la premisa de devolver el uso público a la antigua Iglesia de Corbera d’Ebre, en Tarragona, se plantea su restauración y rehabilitación, una nueva cubierta que mejorará sus condiciones interiores pero manteniendo su aura de “ruina” consecuencia de la Batalla del Ebro allí acontecida.

La memoria de la Guerra Civil acontecida había quedado fosilizada en sus muros, el arquitecto, Ferran Vizoso, restauró y rehabilitó la Iglesia para albergar su nuevo uso como gran salón multifuncional sin alterar esta memoria histórica.

La intervención se acometió en distintas fases. En la tercera se completó la consolidación estructural y se construyó la nueva cubierta transparente de ETFE, Etileno-TetraFluoruroEtileno, un tipo de polímero termoplástico de gran resistencia al calor, a la corrosión y a los rayos UV.

Este polímero posee una elevada resistencia mecánica y química y una gran estabilidad ante cambios de temperatura. Puede dársele forma mediante extrusión, moldeo por inyección, por compresión, por transferencia o por presión de líquido. Pero sin duda una de las cualidades que lo hacen más interesante es su resistencia a los rayos ultravioleta, no amarillea por exposición solar, es por ello que se convierte en una alternativa al vidrio en edificación.

La nueva cubierta frenó el deterioro de la edificación, sometida durante muchos años a la acción de la lluvia y el viento, e hizo habitable su interior.

La rehabilitación mantiene palpable la sensación de “ruina”, premisa que se había establecido el arquitecto. Mantiene el equilibrio entre la naturaleza y la construcción, entre el exterior e interior, como ocurre cuando se visita una ruina, que no se sabe bien donde comienza y donde termina el perímetro construido. Así ocurría en la Iglesia, al estar desprovista de la cubierta, la sensación al entrar era la de continuar a la intemperie, es por ello que se recurre a la transparencia.

El plástico deja atravesar los rayos de sol, la luz inunda el espacio. El pavimento de arena y los cantos de los pájaros que perviven en las altas naves intensifican la sensación de exterior en el interior. El resultado es un espacio original que evoca la imagen romántica de la ruina en la naturaleza.

© Fotos José Hevia

© Planos Ferran Vizoso

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.