HISTORIA DE LA ARQUITECTURA

Cuando el nombre de Alepo todavía evocaba el perfume de sus maravillosos jabones

Hasta hace no demasiado tiempo, Alepo –con más de 1800 años de historia a sus espaldas– era la urbe más poblada y próspera de Siria. Su ‘Ciudad Vieja’ fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, en reconocimiento a sus espectaculares monumentos: la gran mezquita del siglo XII, la ciudadela del siglo XIII y sus madrazas, palacios, caravasares y baños de vapor (hammam) del siglo XVII. Con el estallido de la guerra civil en Siria, Alepo se ha convertido en el principal frente de batalla entre rebeldes y tropas fieles al todavía presidente sirio Bashar Al-Assad. Todas esas joyas, hoy, son un montón de escombros.

Cuando el nombre de Alepo todavía evocaba el perfume de sus maravillosos jabonesAlepo antes de la guerra

Share This

  • linkedin
  • google+

Hasta hace no demasiado tiempo, Alepo –con más de 1800 años de historia a sus espaldas– era la urbe más poblada y próspera de Siria. Su ‘Ciudad Vieja’ fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, en reconocimiento a sus espectaculares monumentos: la gran mezquita del siglo XII, la ciudadela del siglo XIII y sus madrazas, palacios, caravasares y baños de vapor (hammam) del siglo XVII. Con el estallido de la guerra civil en Siria, Alepo se ha convertido en el principal frente de batalla entre rebeldes y tropas fieles al todavía presidente sirio Bashar Al-Assad. Todas esas joyas, hoy, son un montón de escombros.

La ciudad antigua de Alepo fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986. Dentro de la declaración, además del centro histórico, rodeado por una muralla con siete puertas, están incluidos los barrios antiguos del norte, nordeste y este y varios monumentos aislados más alejados del centro histórico. A continuación queremos compartir con vosotros algunas fotografías de la que fue, hasta hace bien poco, una de las más preciadas joyas del próximo oriente.

La ciudadela de Alepo

Se considera uno de los palacios medievales más antiguos y más grandes del mundo. Está ubicada en el centro de la ciudad de Alepo y data del año 3000 a. C. Fue ocupada por los bizantinos, los griegos, los ayubíes y los mamelucos. La ciudadela de Alepo fue declarada patrimonio de la humanidad en 1986 por la UNESCO. Por desgracia, ha sufrido graves daños debido a los bombardeos de la guerra civil.

 

La Gran Mezquita

Erigida por el califa omeya Walid I entre los años 710 y 715 d.C. sobre los restos de un templo romano y de una iglesia bizantina construida por Santa Elena (la madre de Constantino el Grande), fue saqueada durante la invasión de los mongoles en 1260, y fuertemente dañada por incendios y terremotos posteriores. Desde su renovación y rehabilitación en 2005, la mezquita lució nuevamente en todo su esplendor hasta 2013, cuando fue aplastada por los combates en sus cercanías. La mezquita es una de las construcciones más notables del arte omeya y es famosa por albergar los restos del profeta Zacarías.

 

Zoco de Alepo

El que fuera el mercado cubierto más grande del mundo se extendía desde la Edad Media a lo largo de una docena de kilómetros. En el espectacular zoco de Al-Madina, era posible adquirir los mejores productos de Oriente Medio y Asia y una amplia oferta de delicadas artesanías de la mejor calidad.

 

Catedral de los Cuarenta Mártires

Tampoco se ha salvado del ataque la Catedral armenia de los Cuarenta Mártires, un emblemático templo del siglo XV, cuya torre del campanario fue considerada ejemplo único de arquitectura barroca en la ciudad.

 

La Torre del Reloj

Simboliza el límite entre la ciudad antigua y la moderna. Se llama Plaza de Bab Alfarag y estaba ubicada frente a una de las puertas de entrada a la ciudad, hoy desaparecida. El reloj no es antiguo, por supuesto, es de 1898, pero marca tanto el horario árabe con el occidental.

 

Barrio cristiano

Al gadydah es el nombre del barrio armenio de Alepo. En realidad significa “barrio nuevo” y lo fue, pero en época otomana e incluso anterior. Probablemente se crease para albergar a los comerciantes cristianos maronitas y armenios que se instalaron en la ciudad a la sombra de la Serenísima República de Venecia.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.