PATRIMONIO

CoRe architects: nuevos usos para la arquitectura militar coreana

El despacho coreano CoRe architects renueva los búnkeres antitanques de un complejo militar construido durante la Guerra de Corea, para adaptarlos a actividades vinculadas con la cultura y la creación artística, conservando las huellas de su pasado.

CoRe architects: nuevos usos para la arquitectura militar coreanaCoRe architects: nuevos usos para la arquitectura militar coreana

Share This

  • linkedin
  • google+

El despacho coreano CoRe architects renueva los búnkeres antitanques de un complejo militar construido durante la Guerra de Corea, para adaptarlos a actividades vinculadas con la cultura y la creación artística, conservando las huellas de su pasado.

El estudio CoRe architects tiene su sede en el distrito Yongsan-gu de la ciudad de Seúl. En la actualidad lo conforman los arquitectos Zong Xoo U, Vin Kim, A ran Cho, Hyun soo Kim, Chi wan Ahn y Sang a Yong. En el año 2016, fueron los ganadores del concurso convocado para la reconversión de los restos de una estructura militar procedente de la Guerra de Corea, en un nuevo centro comunitario dedicado a actividades artísticas y culturales.

Se trata de la instalación de protección antitanques Dobong-gu, un búnker construido en 1969 en el eje viario que comunicaba Corea del Norte con Seúl, en el sur. Para poder camuflar su construcción, a este primer nivel de uso militar se le añadieron tres plantas superiores dedicadas a viviendas, habitadas por los propios soldados destinados a la defensa de la línea.


Fotografía de CoRe architects

La desmilitarización de la zona ha ido transformando poco a poco el entorno. El paso del tiempo, el abandono y la degradación habían dejado obsoletas las instalaciones militares. En el año 2004, las tres plantas de viviendas fueron demolidas, conservándose únicamente los espacios de búnkeres para su reutilización en caso de emergencia. El espacio público cercano fue acondicionado, en 2009, como parque con amplias zonas verdes.


Fotografías de CoRe architects

La propuesta de CoRe architects ha buscado la conservación de la esencia militar de los espacios existentes, actualizando su uso con nuevas actividades, pero permitiendo una posible reversibilidad ante situaciones de emergencia. Aunque se han demolido algunas estructuras auxiliares, la edificación principal, organizada a partir de cinco unidades en forma de U, se ha conservado, añadiendo nuevas piezas arquitectónicas cerrando los patios que esa disposición genera.

El proyecto se basa en la convivencia de los espacios militares y los nuevos usos culturales. Entendido como un nuevo espacio de creación artística para la comunidad, el programa incluye salas de exposición, salas de conferencias, áreas de trabajo, talleres y zonas de experimentación artística.

Las cinco unidades con forma de U, de dimensiones aproximadas de 40x14 metros, se conectan a través de un corredor que se utiliza como espacio para exhibiciones. Los nuevos anexos, utilizados como espacios de trabajo, se apropian de los patios para ampliar su superficie. En el primer módulo en U se dispone la conserjería y la zona de oficinas, mientras que en el quinto se ubica un restaurante, destinando el resto de unidades a estudios para artistas.

La intención del estudio no es, solamente, proporcionar a la comunidad nuevos espacios para la creatividad artística y las actividades culturales, sino que, además, se busca concienciar al usuario mostrando la presencia material del conflicto armado que dividió al país. Los gruesos muros de hormigón de los búnkeres, con sus aberturas para disparar a los tanques enemigos, son los testigos de esa historia.

La nueva arquitectura pretende ser ligera y fácilmente adaptable, si fuera necesario, recurriendo a los elementos metálicos y la madera, diferenciándose, claramente, del aspecto masivo del hormigón armado de la arquitectura militar conservada.


Fotografías de Hwang Hyochel

La estructura original queda vista en numerosas partes de la edificación, como recordatorio de un pasado, todavía cercano, con consecuencias que llegan hasta la actualidad.


Fotografías de Hwang Hyochel

La degradación del hormigón, los efectos de la falta de mantenimiento e, incluso, los restos visibles de armaduras que conectaban el búnker con los alojamientos militares demolidos de las plantas superiores, contrastan con las nuevas superficies incorporadas y las nuevas adiciones en madera y acero.


Fotografías de Hwang Hyochel

Con criterios de intervención mínima, los muros y elementos de hormigón conservan vivo el recuerdo del pasado. Aquí y allá se muestran las huellas de la historia. La nueva arquitectura convive con la preexistencia sin estridencias ni conflictos.


Fotografías de Hwang Hyochel

La secuencia de patios produce espacios al aire libre de interconexión con los talleres, estudios y salas, que pueden ser utilizados como lugares de descanso o espacios para generar nuevas actividades. Vistas cruzadas, largas perspectivas o elementos para acotar la visión, enriquecen los espacios adyacentes.


Fotografías de Hwang Hyochel

La gran longitud de la edificación, que alcanza cerca de 250 metros, ha posibilitado la creación de una terraza accesible, conformando un recorrido peatonal conectando las cinco unidades de búnkeres. Este vía verde elevada permite la conexión visual con los espacios ajardinados próximos.


Fotografías de Hwang Hyochel

El conjunto se completa con una torre, de reminiscencias defensivas, que alcanza los 20 metros de altura, ubicada frente al quinto módulo de búnker. Su papel de observatorio ofrece a los visitantes vistas del entorno que la rodea.


Fotografías de Hwang Hyochel

Actuaciones como la llevada a cabo por CoRe architects demuestran que frente a la tabula rasa, la arquitectura militar moderna puede ser reintegrada, adaptándola a las nuevas necesidades sociales, como testimonio de un pasado, quizá doloroso, que no se debe olvidar ni renegar.

Fotografías de CoRe architects y Hwang Hyochel

http://co-re.kr/

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.