ARQUITECTURA

Contramodernidad: la arquitectura troglodita de Jacques Couëlle

Contra la dictadura del ángulo recto, Jacques Couëlle abogó por una arquitectura orgánica y sensual, muy vinculada con lo vernáculo y la construcción troglodita

Contramodernidad: la arquitectura troglodita de Jacques CouëlleContramodernidad: la arquitectura troglodita de Jacques Couëlle

Share This

  • linkedin
  • google+

Contra la dictadura del ángulo recto, Jacques Couëlle abogó por una arquitectura orgánica y sensual, muy vinculada con lo vernáculo y la construcción troglodita

De formación autodidacta, la obra del francés Jacques Couëlle (1902-1996) consiguió reinterpretar la arquitectura vernácula, especialmente la arquitectura mediterránea, desde un enfoque contemporáneo. Como oposición a la ortogonalidad promulgada por el racionalismo, su arquitectura se basa en la curva y las formas sinuosas, buscando la simbiosis con el entorno donde se inserta, de manera similar a la arquitectura troglodita.


Fotografía de Christophe Coënon


Fotografía de Stefano Ferrando/MIBAC

En la costa Esmeralda, en Cerdeña, proyectó el Hotel Cala di Volpe (1961-1963) a partir de volúmenes irregulares construidos con muros encalados, mampostería y elementos de madera. Las formas orgánicas tienen su referencia en la naturaleza, formas óseas, grutas y elementos minerales, mientras que, los arcos, los revestimientos de techos o el empleo del color recuerdan la arquitectura tradicional.


Fotografías de Stefano Ferrando/MIBAC

De todas sus realizaciones, probablemente sean las viviendas construidas en la década de 1960 en Castellaras, cerca de Mouans-Sartoux y Cannes, sus mejores ejemplos de lo que denominaba “casas-paisaje”. Aunque proyectadas en un número mayor, finalmente pudo construir cinco, dentro de unos estándares de gran calidad. El carácter orgánico y escultórico de las formas las hace fusionarse con la naturaleza.


Fotografías de Espaces Atypiques

Su construcción partía de una armadura o entramado de varillas metálicas, a las que, posteriormente, se proyectaba hormigón. El resultado es una concatenación de cavidades, bóvedas y oquedades, similar a las cavernas. El espacio se abre mediante vanos irregulares, captando siempre las mejores vistas y la mejor orientación. Los espacios cóncavos parecen abrazar y proteger al inquilino, en una referencia ancestral al vientre materno.


Fotografías de Espaces Atypiques


Fotografía de Christophe Coënon

La topografía se continúa en la ondulación de las fachadas, promoviendo una integración con la naturaleza, con la que casi se mimetiza. Sus acabados se asemejan a los empleados por la arquitectura tradicional, recurriendo a materiales del lugar y a labores artesanales, muchas veces en colaboración con artistas.


Fotografías de Espaces Atypiques

Es el caso del escultor François Thévenin, que llevó a cabo rejas y barandillas. Estos elementos metálicos también presentan un aspecto natural y orgánico, imitando en su diseño ramajes y espino. El revestimiento de planchas de cobre se convierte en un original canalón, que reconduce el agua de lluvia hasta una pequeña poza artificial.


Fotografías de Christophe Coënon


Fotografía de Espaces Atypiques

Las casas incorporan piezas de terracota o cerámica, pinturas murales, vidrieras de colores y trabajos en piedra. Destaca, especialmente, la decoración mural en bronce de Constantine Andreou, que incorpora las puertas de la bodega y la cocina.


Fotografías de Christophe Coënon


Fotografía de Espaces Atypiques

La casa tiene su corazón, normalmente, en la zona de estar, con la chimenea habitualmente circular como punto focal de toda la vivienda. El resto de espacios se organiza a su alrededor, postergando las zonas de servicio para conseguir que todas las estancias tengan vistas sobre las terrazas, la piscina o el mar.


Fotografías de Espaces Atypiques

Aunque pueda parecer que vivir en una cueva no permita alcanzar los estándares adecuados de confort, las estancias y su equipamiento contradicen esa suposición. Destinadas a personas de alto nivel adquisitivo, las casas se ubican en un entorno exclusivo.


Fotografías de Espaces Atypiques

A medio camino entre la escultura, el artificio o la arquitectura del paisaje, la obra de Jacques Couëlle basa su poder evocador en la improvisación y el instinto, frente a la racionalidad y el orden de una modernidad que intuía agotada.

 

Fotografías de Christophe Coënon, Espaces Atypiques y Stefano Ferrando/MIBAC

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.