CENTRO DE INNOVACIÓN UC

Centro de Innovación UC, por Anacleto Angelini y Alejandro Aravena

Anacleto Angelini y Alejandro Aravena son los arquitectos que presentan el nuevo edificio Centro de Innovación UC | ELEMENTAL construido en el Campus San Joaquín de Chile.

Centro de Innovación UC, por Anacleto Angelini y Alejandro AravenaCentro de Innovación UC

Share This

  • linkedin
  • google+

Anacleto Angelini y Alejandro Aravena son los arquitectos que presentan el nuevo edificio Centro de Innovación UC | ELEMENTAL construido en el Campus San Joaquín de Chile.

En 2011, el Grupo Angelini decidió donar los fondos necesarios para crear un centro en el que empresas, negocios e industria pudiesen converger con el objetivo de contribuir al proceso de transferencia del conocimiento, oportunidades de negocio y valorización de los recursos existentes con el fin de mejorar la competitividad del país y, por consiguiente, su desarrollo. La Universidad Católica de Chile ha sido elegida sede de tal equipamiento y ha sido ubicado en su Campus San Joaquín.

La propuesta de los arquitectos era la de diseñar un edificio en el que al menos 4 formas de trabajo pudiesen tener lugar: una matriz de doble entrada en que por una parte estaba el trabajo formal y el informal, y por otra el trabajo individual y el colectivo. Además de eso, teniendo en cuenta que el contacto cara a cara es imbatible cuando se trata de crear conocimiento, decidieron multiplicar por todo el edificio lugares donde la gente pudiese interactuar.

Este edificio tuvo que responder a las expectativas del cliente de tener un centro de innovación con una "mirada contemporánea", pero la búsqueda acrítica de contemporaneidad ha poblado Santiago con torres de vidrio que, debido a las condiciones locales del clima del desierto sufren un grave efecto invernadero en el interior. Tales torres invierten una enorme cantidad de energía en aire acondicionado. La forma de evitar ganancias de calor no deseadas no es una ciencia exacta; basta con colocar la masa del edificio en el perímetro y permitir la ventilación cruzada. En ese sentido, la respuesta al contexto no era más que la utilización rigurosa de sentido común.

Por otra parte, en opinión de Angelini y Aravena, la mayor amenaza para un centro de innovación es la obsolescencia; obsolescencia funcional y estilística. Así que el rechazo de la fachada de vidrio no sólo respondía a la responsabilidad profesional de evitar un comportamiento medioambiental extremadamente pobre, sino funcional, ya que los diseñadores de este edificio piensan que la mejor manera de combatir la obsolescencia era diseñar un edificio que fuera una infraestructura más que arquitectura. “Desde un punto de vista estilístico, pensamos en el uso de una geometría más estricta y una fuerte materialidad monolítica como una forma de reemplazar contemporaneidad por atemporalidad.” Concluyen los arquitectos

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.