HISTORIA DE LA ARQUITECTURA

Casa Experimental Muuratsalo de Alvar Aalto

Alvar Aalto  es uno de los arquitectos y diseñadores más destacados del siglo XX. Son múltiples las obras de este genial arquitecto que han marcado un hito en la historia de la arquitectura pero queremos centrarnos en una pequeña casa. Su casa en Muuratsalo.

Casa Experimental Muuratsalo de Alvar AaltoCasa experimental en Muuratsalo. Alvar Aalto

Share This

  • linkedin
  • google+

Alvar Aalto  es uno de los arquitectos y diseñadores más destacados del siglo XX. Son múltiples las obras de este genial arquitecto que han marcado un hito en la historia de la arquitectura pero queremos centrarnos en una pequeña casa. Su casa en Muuratsalo.


Alvar Aalto tras la muerte de su esposa en 1949 construyó en 1953 una casa experimental para utilizarla como lugar de retiro y de descanso. Para sus escapadas de verano eligió un entorno muy singular: un pequeño terraplén en la isla de Muuratsalo, en Finlandida. Una zona boscosa que se encontraba en su estado natural e inhabitado, a la cual sólo se podía acceder navegando.









Este pequeño proyecto se convirtió en un estudio experimental de materialidad, forma de construcción y filosofía. Una de las características principales  de la casa y que la hace más reconocible  son sus paredes del patio central, que reflejan perfectamente el espíritu de lo experimental, ya que hay más de cincuenta tipos diferentes de ladrillos que están dispuestos en diferentes aparejos.



Todo el patio central de la vivienda es un juego de texturas realizadas con un material natural como es el ladrillo caravista. En la vivienda Aalto experimento con sistemas de cimentación, aparejo de los ladrillos, respuesta al clima y con el concepto de calefacción solar pasiva.





Interiormente la casa se desarrolla como una zona diáfana que se utilizaba como taller de pintura. La cubierta está construida con grandes vigas de madera que descansan en tensión.





El patio central es el único sitio donde el ladrillo mantiene el color natural ya que en el resto de las fachadas está pintado en color blanco. Alvar Aalto utilizó este recurso para enfatizar aun más el patio central que doto de una zona para realizar fuego, por el simbolismo del espacio de reunión.



Se produce un juego entre el ladrillo rojo del patio interior con la terminación de pintada de este en las fachadas exteriores y en el interior de la vivienda donde la madera de las grandes vigas también adquiere un fuerte protagonismo.



Un perfecto juego de un arquitecto que perdurará en el tiempo.



muuratsalo_secciones.jpg



Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.