GRANDES DESPACHOS

Casa en el lago Charlebois, de Paul Bernier Architecte

El despacho canadiense Paul Bernier Architecte ha construido a orillas del lago Charlebois (Laurentides, Quebec) una casa de vacaciones ideada como la dualidad entre un cuerpo bajo revestido de madera teñida de negro y un volumen de dos alturas de acero Cor-ten.

Casa en el lago Charlebois, de Paul Bernier ArchitecteCasa en el lago Charlebois, de Paul Bernier Architecte

Share This

  • linkedin
  • google+

El despacho canadiense Paul Bernier Architecte ha construido a orillas del lago Charlebois (Laurentides, Quebec) una casa de vacaciones ideada como la dualidad entre un cuerpo bajo revestido de madera teñida de negro y un volumen de dos alturas de acero Cor-ten.

El estudio, con sede en Montreal, fue fundado en 1999 por el arquitecto Paul Bernier. Sus trabajos se central, fundamentalmente, en el campo de la arquitectura residencial, comercial y oficinas. Los proyectos de la firma Paul Bernier Architecte se caracterizan por la especial atención dada a la implantación y la relación con el lugar, el tratamiento de la luz natural, o el cuidado en la elección de materiales y sus técnicas de ensamblaje. El estudio del detalle les lleva desde un planteamiento global de la actuación al diseño del propio mobiliario o la iluminación.

En una popular zona de veraneo, al norte de Montreal, junto al lago Charlebois, en la región de Laurentides (provincia de Quebec), el equipo ha construido una casa de retiro para vacaciones.

El encargo solicitaba una vivienda luminosa con la mayor parte de las estancias en planta baja, para conseguir un contacto directo con la naturaleza circundante. La casa se inserta en un claro de la parcela, rodeado de árboles, que vuelca sus vistas hacia el lago.

La vivienda se resuelve con una planta en L, dividiendo el programa entre sus dos alas para diferenciar las zonas de noche y de día. En la rótula entre ambos cuerpos se ubica el garaje y el núcleo de comunicación vertical para acceder a la planta superior, donde se localiza una zona de trabajo y un dormitorio de invitados.

Exteriormente, a la horizontalidad de la vivienda se le opone la componente vertical de la rótula de conexión. La materialidad de ambos volúmenes queda, también, claramente diferenciada, empleando listones de madera de cedro teñida de negro para las alas de la vivienda, y recurriendo al acero Cor-ten para el volumen de dos plantas en la intersección de dichas alas.

Frente a una composición basada en grandes superficies acristaladas, vanos de suelo a techo y ventanas horizontales para el cuerpo bajo de la casa, donde predomina la componente horizontal del listonado de madera, el volumen de dos alturas presenta una composición más abstracta, con huecos de tipos diferentes en una composición libre donde juega un papel importante el despiece de los paneles de acero Cor-ten.

El acero autopatinable también es empleado para recubrir el muro que remarca el acceso al interior de la vivienda, recurriendo al mismo tipo de composición irregular y abstracta a la hora de disponer huecos y juntas de paneles. El interior que queda acotado presenta un carácter oscuro y sombrío, produciendo un fuerte contraste en el visitante, puesto que da paso a un interior blanco y luminoso.

Las dos alas de la vivienda se orientan hacia el lago, y se aprovechan de la orientación sur para presentar sus frentes completamente acristalados, resguardados por vuelos. Los dos cuerpos de la vivienda acotan un espacio exterior soleado y protegido, donde se logra la intimidad de los habitantes con respecto a las edificaciones próximas, a la vez que se permite la conexión directa entre los espacios interiores y el exterior.

El ala de noche se expande hacia el exterior gracias a un porche que permite ser anexionado a la casa. La posibilidad de cerrar esta terraza genera una nueva estancia utilizada como comedor de verano o para comidas al exterior.

El espacio interior destaca por su luminosidad y la interrelación entre sus espacios, abiertos todos hacia la visión del lago. La casa presenta un interior donde predomina el color blanco de cerramientos y techos, con un suelo continuo de hormigón coloreado en un tono ocre.

Frente a esta uniformidad, determinados muros destacan por su acabado en color negro, resaltando determinados elementos como la chimenea, diseñada casi como un muro exento o una pieza de mobiliario.

Los muebles y la decoración repiten la misma gama de tonos empleada en la configuración de la vivienda, con el predominio del color blanco y la madera, incorporando ciertos toques y detalles en negro.

Uno de los espacios más interesantes de la casa es la conexión entre el volumen en planta baja y el cuerpo de dos alturas dispuesto en la unión entre las dos alas de la vivienda. De una manera muy dramática, la anexión se muestra como un vacío, un espacio desdibujado donde los límites se difuminan. El espacio fluye tanto en horizontal como en vertical, gracias a una franja en L, a doble altura, que conecta los dos niveles, el exterior y las dos alas entre sí.

La escalera de subida a la planta superior introduce en ese espacio de conexión el movimiento, el punto de vista dinámico y cambiante según se asciende. Su presencia gana prestancia gracias al desarrollo de escalones volados sin barandilla sobre el vacío. Los escalones de madera de nogal se empotran en un muro pintado de negro, donde se ha dispuesto un pasamanos de ese mismo color.

En la parte superior, un lugar de trabajo se sitúa sobre el espacio a doble altura, con vistas hacia el lago y el entorno cercano, concretándose como uno de los ámbitos privilegiados de la casa.

En la planta alta, los detalles en color negro, que hacían un guiño a la materialidad del cuerpo bajo con su revestimiento de madera tintada de negro, son sustituidos por los tonos amarillentos que pretenden recordar la oxidación anaranjada del cerramiento exterior de acero Cor-ten. En este caso, la madera se utiliza como acabado de suelos.

El trabajo del estudio Paul Bernier Architecte sobresale por el enfoque inventivo de los espacios residenciales, cualificados gracias al tratamiento de la luz y los materiales, con un estudio minucioso de los detalles y acabados.

Fotografías de James Brittain

https://www.paulbernier.com/

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.