OBRA A FONDO

Casa Carrer Migdia, por SAU Taller d'Arquitectura

SAU Taller de Arquitectura presenta su proyecto Casa Carrer Migdia, un edificio que parte de dos premisas iniciales establecidas por los clientes desde el primer día: que tuviese un gran aporte de luz natural, y que puediese aumentar su capacidad a los largo del tiempo.  

Casa Carrer Migdia, por SAU Taller d'ArquitecturaSAU Taller d'Arquitectura

Share This

  • linkedin
  • google+

SAU Taller de Arquitectura presenta su proyecto Casa Carrer Migdia, un edificio que parte de dos premisas iniciales establecidas por los clientes desde el primer día: que tuviese un gran aporte de luz natural, y que puediese aumentar su capacidad a los largo del tiempo.  

Para satisfacer estas necesidades SAU Taller d'Arquitectura decide desplazar todos los servicios y espacios de almacenamiento junto a las medianeras y dejar un núcleo central que articula el espacio a su alrededor. Con esta decisión se liberan las fachadas de la calle y del patio, norte y sur respectivamente y se pueden trabajar como filtros de luz y ventilación.

También se libera la sección del proyecto creando una “doble altura temporal”, dotándolo así de flexibilidad en el tiempo ya que se deja abierta la posibilidad de construir unos altillos que responderán a las necesidades de sus habitantes. Con este objetivo, se han dejado anclajes integrados en la estructura de hormigón para, en un futuro, poder montar estructuras sencillas de madera.

En planta baja, y relacionado con la calle y el patio, se sitúa un espacio de garaje entendido como un espacio multifuncional donde poder realizar comidas familiares o actividades relacionadas/integradas con el patio. En planta primera, y de sur a norte, se sitúa el comedor y la cocina. La habitación queda ligada a la zona de estar a través de una doble puerta corredera, generando varias alternativas de privacidad. En la cubierta, y gracias al trabajo en sección, aparecen dos terrazas, una más privada y protegida por una pérgola vegetal y otra más expuesta, entendida como solárium.

Las fachadas se han planteado como una triple piel. Se han pensado como filtros para mejorar la sensación de confort, luz y temperatura. La piel más exterior es de policarbonato celular de 4 cm y el interior de vidrio de doble cámara, entre las dos capas se sitúan unas lamas orientables de aluminio.

En la fachada sur el espacio entre la hoja de policarbonato y la de vidrio se puede abrir y cerrar en función de las necesidades de ventilación: en invierno cerramos la cámara y orientamos las lamas hacia el interior para aprovechar al máximo la radiación y en verano abrimos la cámara y orientamos las lamas hacia el exterior, evitando así la incidencia directa de la radiación solar. Si conviene se puede abrir también al 100% la hoja interior de vidrio y ventilar la casa de sur a norte.

Se ha trabajado con los materiales lo más desnudos y neutros posibles: hormigón, vidrio, policarbonato, madera de acero… con el objetivo de generar un espacio no contaminado y que sea el propio usuario quien le dé el color y la personalidad a través de mobiliario, vegetación, cuadros, lámparas, alfombras, pinturas… de algún modo procurando proyectar un soporte para la vida cotidiana.

Fotografía de Andrés Fliszjer

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.