GRANDES DESPACHOS

Casa Bastida, por Bosch Capdeferro

Ganador de los Premios FAD 2015, el proyecto Casa Bastida de los arquitectos Bosch Capdeferro propone una transición suave entre los espacios interiores y exteriores de esta vivienda ubicada en Begur, Gerona, gracias a un cerramiento de cuerda realizado in situ.

Casa Bastida, por Bosch CapdeferroBosch Capdeferro

Share This

  • linkedin
  • google+

Ganador de los Premios FAD 2015, el proyecto Casa Bastida de los arquitectos Bosch Capdeferro propone una transición suave entre los espacios interiores y exteriores de esta vivienda ubicada en Begur, Gerona, gracias a un cerramiento de cuerda realizado in situ.

El proyecto consiste en la rehabilitación de una vivienda unifamiliar construida en diversas fases desde los años cincuenta en el paradisíaco entorno de la cala de Sa Riera, en Begur. Al margen de la reparación de las múltiples lesiones que presentaba la construcción existente debido a la precariedad de algunas soluciones constructivas y a su exposición al ambiente marino, la intervención se propone estrechar la relación entre la casa y su entorno.

Se reconsideran las distribuciones interiores y la totalidad de las aperturas y se superpone al volumen construido un elemento ligero y configurable, capaz de matizar la relación entre el edificio existente y el enclave privilegiado donde se sitúa. Este nuevo elemento pretende incorporar la casa en el paisaje del lugar y reforzar la presencia del mar y la naturaleza en su interior al mismo tiempo, cuestionándose los límites de la materialidad de la fachada como elemento constructivo y proponiendo un filtro de naturaleza ambigua como único cerramiento.

Las distintas densidades del nuevo paramento, cosido manualmente in situ utilizando cuerda como material básico, permiten regular los distintos grados de relación entre los espacios interiores, domésticos e íntimos, y el espacio público concurrido de la playa. Su función de guía para la vegetación de especies trepadoras autóctonas debería permitir que el nuevo muro verde difumine progresivamente los límites de la edificación, adaptándola armónicamente en sus entornos más inmediatos.

La ventilación cruzada de la casa garantizada mediante la apertura de un nuevo patio en el límite sur de la propiedad, junto con la obstrucción de la radiación solar y la captación de la brisa marina que proporciona el nuevo paramento, representan un eficiente sistema pasivo que modifica sustancialmente el comportamiento energético de la vivienda.

Los materiales escogidos, asimismo, pretenden establecer una línea de continuidad con la tradición constructiva del lugar. En este sentido, la cerámica juega un papel fundamental: se propone el uso de piezas vidriadas producidas en la localidad próxima de La Bisbal, presentes históricamente en las construcciones de este ámbito de la costa y que definen el carácter y la imagen de sus pueblos.

El proyecto propone el uso de piezas comunes y de celosía como material de revestimiento y filtro en aberturas de fachada en sus aplicaciones más usuales, pero también como material básico para la construcción de mobiliario o como elemento de integración de las luminarias empotradas tanto en el interior como en el exterior de la casa. El acabado vidriado de la cerámica y su irregularidad, fruto de su factura manual, proporcionan una particular vibración de la luz, dotando al espacio de una calidez solar.

Fotografía José Hevia

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.