ARQUITECTURA SOSTENIBLE

Carril luminiscente para bicicletas inspirado en Van Gogh

Este espectacular carril bici luminiscente  inspirado en los cuadro de Vicent Van Gogh no  podría encontrase en un lugar diferente a Holanda. El carril bici está situado junto a la casa donde el conocido pintor vivió un par de años. Las miles de piedras emisoras de luz que se encuentran en la masa del carril son sumamente estéticas y sostenibles ya que el impacto ambiental es bajo y su coste tanto de instalación como de mantenimiento es muy bajo.

Carril luminiscente para bicicletas inspirado en Van GoghCarril luminiscente © Daan Roosegaarde

Share This

  • linkedin
  • google+

Este espectacular carril bici luminiscente  inspirado en los cuadro de Vicent Van Gogh no  podría encontrase en un lugar diferente a Holanda. El carril bici está situado junto a la casa donde el conocido pintor vivió un par de años. Las miles de piedras emisoras de luz que se encuentran en la masa del carril son sumamente estéticas y sostenibles ya que el impacto ambiental es bajo y su coste tanto de instalación como de mantenimiento es muy bajo.

El proyecto de este carril luminiscente es obra del diseñador y artista holandés Daan Roosegaarde que lo a denominado Van Gogh-Roosegaarde. El carril de bicicletas está inspirado en la obra de pintor holandés Vicent Van Gogh convinandola con la tecnología puntera de piedras emisoras de luz.

El carril luminiscente está compuesto de pequeñas piedras que son capaces de cargarse con la luz del sol gracias a una innovadora tecnología de la compañía holandesa Heijmans.

Este nuevo tramo de carril de bicicletas forma parte de la ruta ciclista de Vicent Van Gogh en Eindhoven. La inauguración y puesta en funcionamiento del carril tuvo lugar el pasado mes de noviembre de 2014 y ha sido el punto de comienzo del año internacional de “Van Gogh 2015, 125 años de inspiración” como conmemoración a este gran artista plástico.

El carril bici no solo se inspira en su diseño en la obra del genial pintor sino que es el nexo de unión dediferentes lugares emblemático en la vida del artista como son el molino de agua de Opwettesen, que sirvión de inspración en varias de sus pinturas o el pueblo de Nuenen dónde paso largas temporadas y realizo un tercio de sus obras.
El artista holandés Daan Roosegaarde quería con esta obra lograr recrear un lugar que se convirtiera en una experiencia entre el arte y la tecnología. Además de ser una obra de bajo impacto ambiental por costo, instalación y mantenimiento.

En este proyecto se han invertido alrededor de 700.000 euros y es solo parte del impulso que se le quiere dar a la provincia natal del pintor como corazón verde de la región.

©Daan Roosegaarde

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.