REHABILITACION

Caro Hotel: Un palacio de 2000 años convertido en hotel

El Hotel Caro, su rehabilitación ha sabido sacar el máximo partido de su herencia arquitectónica y de las características originales del edificio, que  fusionados con un diseño contemporáneo, consiguen un entorno  único.

Caro Hotel: Un palacio de 2000 años convertido en hotel © Serendipitylands. Fachada Hotel

Share This

  • linkedin
  • google+

El Hotel Caro, su rehabilitación ha sabido sacar el máximo partido de su herencia arquitectónica y de las características originales del edificio, que  fusionados con un diseño contemporáneo, consiguen un entorno  único.


El trabajo de conservación y rehabilitación en el Hotel Palacio del Marqués de Caro en Valencia, realizado por el  arquitecto Francisco Jurado y el interiorista Francesc Rifé, muestran con una puesta en escena museológica los restos arqueológicos desde la época del imperio romano hasta nuestros días. Es un auténtico museo de la historia de Valencia.





Palacio gótico, que se encuentra  integrado en las casas del Temple y fue catalogado el siglo pasado como edificio protegido por el Ayuntamiento de Valencia, ahora es el primer hotel-monumento en la ciudad.





La historia del Caro Hotel es tan singular como la del edificio, todo empezó en 2005, cuando uno de los descendientes de los propietarios quiso transformarlo en hotel y, al ponerse manos a la obra, descubrió el valor arqueológico que albergaba. Escaleras modernistas, azulejos del siglo XVIII, artesonados de madera en sus techos, arcos góticos, parte de la muralla árabe de Valencia del siglo XII, incluso mosaicos del siglo I a.C. o partes de columnas del Circo Romano de la ciudad.





Con el inicio en una campaña arqueológica privada que  duro tres años y fue dirigida por el arqueólogo Bruno Rives Calbet,  reveló la verdadera antigüedad del edificio Se pudieron poner en evidencia diferentes fases de ocupación, desde la época romana hasta la actual, con un especial interés en la fase islámica.





Se fueron destapando todos estos elementos, decidiéndose su aprovechamiento en la rehabilitación y adecuación del edificio.





Una  convivencia de las partes originales con la nueva edificación que le dan al edificio un carácter único, dando protagonismo a  los restos antiguos.Muchos de estos elementos recuperados quedan expuestos en las habitaciones o en el resto de estancias reformadas, lo que añade la dificultad de decidir qué y donde se muestran, de qué mobiliario, texturas y colores se acompañan.





El diseñador Rifé, Premio FAD de Interiorismo 2009 que aligera los espacios y les concede sobriedad, linealidad y proporcionalidad deja fluir entre las estancias el paso del  tiempo sin perderle nunca la cara al siglo XXI.





Este interiorismo sobrio y equilibrado era necesario para respetar los sustratos y ensalzarlos. Es por ello que se han utilizado materiales neutros que no restasen protagonismo a los tesoros arqueológicos y se integrasen al máximo.





Lo mismo ocurre con el mobiliario y los colores. Muchas paredes son de idéntico color que los pavimentos, si bien también se producen muchos contrastes entre los tonos neutros del hormigón con los tierra, ladrillo y piedra o el mobiliario de madera de roble teñida y lacas brillantes.





Como elemento decorativo se utilizó la azulejería tradicional, todas las piezas expuestas son originales, propias del inmueble.





Podemos contemplar un recorrido visual por las técnicas de fabricación y los motivos ornamentales de la rica tradición cerámica de la antigua industria local que vuelven a lucir en todo su esplendor.





El hotel dispone de 26 habitaciones diferentes en su forma y trato de su espacio, debido a la complejidad de los espacios y los elementos históricos que contienen





Todas con nombres identificativos del lugar que fueron en tiempo pasado, “la armería del Palacio”, “la suite del Marqués” o “la torre árabe”.





Para el mobiliario y la iluminación se han diseñado piezas exclusivas.Así como modelos  conocidos como las lámparas Parentesi de Flos y la Fortuny de Pallucco.





 Posiblemente el  Caro-Hotel es el edificio en pie habitado más antiguo de Valencia.Como nos muestra esta recreación:



recreacion Hotel Caro



 



 Imágenes: © splendia.com, ©Fernado Alda, http://www.weekendesk.es

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.