ARQUITECTURA Y LUZ

Capilla San Bernardo en Argentina, del arquitecto Nicolas Campodonico

Un espacio generado con dos de las herramientas elementales de la arquitectura: materia  y luz. El tiempo se refleja en los materiales reciclados y reutilizados en la obra, los cuales han sido parte del lugar desde hace 100 años.

Capilla San Bernardo en Argentina, del arquitecto Nicolas CampodonicoCapilla San Bernardo en Argentina, del arquitecto Nicolas Campodocino.

Share This

  • linkedin
  • google+

Un espacio generado con dos de las herramientas elementales de la arquitectura: materia  y luz. El tiempo se refleja en los materiales reciclados y reutilizados en la obra, los cuales han sido parte del lugar desde hace 100 años.


 




 



Ubicada en la llanura pampeana, al este de la provincia de Córdoba, Argentina, la Capilla San Bernardo del arquitecto Nicolás Campodonico se erige en un pequeño monte de árboles, originalmente ocupado por una casa rural y sus corrales, ambos desmantelados para reutilizar sus materiales, fundamentalmente ladrillos centenarios. El sitio no cuenta con energía eléctrica, agua potable, ni ningún otro tipo de servicio. La naturaleza impone sus condiciones. Esto establece criterios de construcción basados en antiguas técnicas de albañilería que permitieron la ejecución de la obra.







En el límite entre el arbolado y el campo abierto, el volumen de la capilla se abre en dirección a la puesta de sol, captando la luz natural del atardecer en el espacio interior. En el exterior, un fuste vertical y otro horizontal se disponen por separado y son proyectados hacia el interior. Como resultado, todos los días, durante todo el año, la sombra de los maderos se desliza por el interior de la capilla, culminando su recorrido superpuestos el uno con el otro.







A través de la cuidada selección y disposición de los materiales, se logran dos momentos en los que se da testimonio del tiempo por fuera y la sensación de lugar protegido por dentro. La intensidad de color del ladrillo interior genera una cálida atmósfera producto del reflejo de la luz en el ladrillo.





El sistema abovedado del interior, abstraído del horno de carbón empleado históricamente en argentina para cocer ladrillos, se aplica para generar continuidad en la entrada de la luz directa sin interrupciones y que permita un contraste entre el rojo del ladrillo y la sombra otorgada por las vigas, que finalmente a cierta hora del día forman una cruz. 





Planta





Sección

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.