ARQUITECTURA SOSTENIBLE

Bienvenidos a la Granja – Escuela

Vietnam, país históricamente agrícola, se enfrenta a fuertes cambios a medida que avanza hacia una economía basada en la manufactura, provocando una grave repercusión en el medio ambiente. El aumento de las sequías, las inundaciones y la salinización ponen en peligro el suministro de alimentos, mientras que el exagerado número de vehículos a motor causa una congestión diaria que genera altos índices de contaminación del aire en las ciudades. La rápida urbanización priva a los niños vietnamitas de tierras y zonas de juegos verdes, y por tanto, de su relación con la naturaleza.

Bienvenidos a la Granja – Escuela Vo Trong Nghia Architects

Share This

  • linkedin
  • google+

Vietnam, país históricamente agrícola, se enfrenta a fuertes cambios a medida que avanza hacia una economía basada en la manufactura, provocando una grave repercusión en el medio ambiente. El aumento de las sequías, las inundaciones y la salinización ponen en peligro el suministro de alimentos, mientras que el exagerado número de vehículos a motor causa una congestión diaria que genera altos índices de contaminación del aire en las ciudades. La rápida urbanización priva a los niños vietnamitas de tierras y zonas de juegos verdes, y por tanto, de su relación con la naturaleza.

La granja-guardería, realizada por el estudio Vo Trong Nghia Architects, es un desafío para contrarrestar estos problemas. Ubicada junto a una gran fábrica de zapatos en Biên Hòa, y diseñada para los 500 hijos de sus trabajadores, el edificio se concibe como un techo verde continuo, suministro de alimentos y zona de agrícola de aprendizaje para los niños, así como una amplia zona de juegos a cielo abierto.

El techo verde es una forma de triple anillo dibujado de un único trazo, rodeando tres patios interiores o parques infantiles. La cubierta del edificio se ha equipado con huertos experimentales, mientras que la zona cubierta alberga todas las funciones de una guardería. El edificio cuenta con una estrecha franja continua de ventanas practicables que maximizan la ventilación cruzada y la iluminación natural.

Las aguas residuales de la fábrica son recogidas y recicladas para regar zonas verdes e inodoros.

Como resultado de estas directrices de optimización de recursos naturales, el jardín infantil funciona necesidad de aire acondicionado en las aulas a pesar de estar situado en un clima tropical severo. Según un análisis de funcionamiento del edificio realizado 10 meses después de su finalización, se constató que la granja-guardería es capaz de ahorrar un 25% de energía y hasta un 40% de agua dulce en comparación con el rendimiento de referencia del edificio, reduciendo en gran medida su coste de funcionamiento.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.