Share This

  • linkedin
  • google+

El Edificio Altamira, diseñado por Kahn en 1944, para resaltar la imponente presencia del El Ávila.

Imagen de los años 50

Ante una situación dada, la preexistencia de la plaza Altamira  y el obelisco, se diseñaría un edificio  que se hacía cóncavo hacia la plaza para permitir el lucimiento del paisaje. El edificio Altamira  fue concebido en tres cuerpos, de los cuales  Kahn sólo construyó el primero, el que vuelca hacia la plaza.

Arthur Kahn

Plaza Altamira en la actualidad

Kahn llego a Carcas en 1942, huyendo de la guerra, colaboró con Carlos Raúl Villanueva, formando parte del equipo de la Ciudad Universitaria de Caracas. Su trabajó se centró en el proyecto del Instituto Anatomo-Patológico. En 1943 comenzó a recibir encargos como el de la casa Klemprer en San Bernardino, el Hotel Nacional, que fue el primer edificio en Venezuela con brise-soléil movible; el edificio Beco-Blohm,  y el edificio Altamira. Posteriormente fundaría en  1945, su propia empresa “Arquidec”.

En una entrevista  realizada por Henry Vicente en 1998,  Kahn cuenta que  obtuvo la obra del Edificio Altamira de manera casi fortuita. Kahn supo que Luis Roche, uno de los mayores constructores de la época, planificaba urbanizar una gran extensión de terreno en el este de Caracas.

Fachada principal

 Así consiguió una entrevista con él y le ofreció sus servicios como arquitecto. Luis Roche le dijo: "Nosotros no somos arquitectos, pero tenemos muy buenos libros de arquitectura y por eso nunca utilizamos los servicios de un arquitecto". Frase a la que Kahn respondió: "Estimado señor Roche, gracias por su hospitalidad y si un día se siente mal de salud llámeme por favor, no soy médico pero tengo muy buenos libros de medicina". Roche le concede el contrato de arquitectura para el edificio en la plaza Altamira.

Imagen de la plaza Altamira años 40

 La primera idea formal del edificio Altamira fue la de una torre de 20 pisos, como hito en altura que identificara claramente un lugar todavía demasiado distante del centro. Sin embargo se optó por la realización de un edificio de  8 plantas, pudiendo así observar el Avila desde la Plaza.

En un emplazamiento a eje de simetría con la plaza y dando carácter primario a la visual del  Ávila, al obelisco y a las dos avenidas principales laterales que conformarían la entrada de la urbanización.

Los elementos horizontales que actúan de viseras sobre la fachada arrojan diversas sombras que protegiendo de la radiación.

La organización en planta remarca su condición funcional, pues el hall de acceso de cada apartamento separa las áreas de servicio, ubicadas al norte, de las de las habitaciones, ubicadas hacia el sur.

 

Las ventanas en esquina acentúan la condición particular del edificio, protagonista del encuentro entre la plaza y las avenidas laterales.

El apartamento de Luis Roche, de dos niveles, hacia de remate del conjunto arquitectonico, el  diseño del espacio donde Roche proyectaba sus películas fue unas de  las preocupaciones  de Kahn, así como  los ventanales curvos, convexos, oponiéndose y equilibrando el juego cóncavo del volumen del edificio, que volcaban hacia la plaza Altamira.

 

El Pasaje Zingg, el conjunto de la Ciudad Universitaria de la UCV, el  Hotel Nacional demolido hace años, el edificio BECO-Blohm , la Torre Aco de Las Mercedes , son obras arquitectónicas revelantes que no pasan desapercibidas y algunas  son punto de referencia al momento de buscar una dirección.

Aun así, pocos conocen que  fue Arthur Kahn quien  planificó, diseñó y supervisó la construcción de esos proyectos arquitectónicos  caraqueños.

 

 

Imágenes: © WWW.ELESTILETE.COM, Henry Vicente, ww.skyscrapercity.com/showpost, Reinaldo Vargas, Archivo Fundación de la Memoria Urbana, orinoquiaphoto.photoshelter.com, modernidadcaraquegna.blogspot.com

Insertar comentario
2 Comentarios
Imagen de Anónimo
Arthur Kahn en Caracas edificio Altamira

Arthur Kahn impactó la ciudad junto con Luis Roche. Uno, el arriesgado visionario que viendo un negocio arriesgó capital y tiempo en producir un bien de uso masivo y beneficioso a la sociedad. Luis Roche con su Obelisco y las manos constructoras dejo una huella perenne que ambientó la visibilidad de la Altamira rural. Kahn lleno un espacio que inmortalizó para que fuese inmarcesible. Ambos crearon un ambiente arquitectónico único en Venezuela.

Imagen de mbusca
Arthur Kahn en Caracas edificio Altamira

#1 Gracias por su aportación.

Un saludo.

Arthur Kahn impactó la ciudad junto con Luis Roche. Uno, el arriesgado visionario que viendo un negocio arriesgó capital y tiempo en producir un bien de uso masivo y beneficioso a la sociedad. Luis Roche con su Obelisco y las manos constructoras dejo una huella perenne que ambientó la visibilidad de la Altamira rural. Kahn lleno un espacio que inmortalizó para que fuese inmarcesible. Ambos crearon un ambiente arquitectónico único en Venezuela.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.