GRANDES MAESTROS

Arquitectura, performance y controversia: Flávio de Carvalho

Flávio de Carvalho es una de las figuras más polémicas y controvertidas de la modernidad brasileña, con una trayectoria poliédrica donde experimentó, desde diferentes disciplinas, con nuevos modos de vivir.

Arquitectura, performance y controversia: Flávio de CarvalhoArquitectura, performance y controversia: Flávio de Carvalho

Share This

  • linkedin
  • google+

Flávio de Carvalho es una de las figuras más polémicas y controvertidas de la modernidad brasileña, con una trayectoria poliédrica donde experimentó, desde diferentes disciplinas, con nuevos modos de vivir.

Flávio de Rezende Carvalho (1899-1973) fue un artista polifacético que transitó entre los campos de la arquitectura, las artes plásticas, el diseño, el teatro o el arte performativo, con una obra, en cierta medida polémica, que se vincula con la modernidad brasileña y el movimiento antropofágico.


Fotografía de Museu de Arte Moderna de São Paulo MAM

Desde posturas inconformistas y de activismo político a principios de los años treinta, iniciadas en la dirección del Teatro da Experiência de São Paulo o en la fundación del Clube dos Artistas Modernos (CAM), desembocó en acciones irreverentes y provocativas, que denominó “experiencias”. En la Experiencia n.º 3 (1956), propuso un traje masculino para clima tropical, New Look, compuesto de una falda de pliegues, una blusa de mangas anchas, media de rejilla y sandalias.

Experimentando en su propia persona el rechazo, la curiosidad y la burla de los viandantes, Flávio de Carvalho se paseó por las calles de São Paulo, en una controvertida performance que llegó hasta los periódicos. La indumentaria criticaba los hábitos y la aceptación de la moda sin tener en cuenta los condicionantes sociales, culturales o climáticos propios, reinterpretando la masculinidad, anticipándose a posteriores diseños de Jean Paul Gaultier, Yohji Yamamoto o Jonathan Anderson.

En el campo de la arquitectura, sus proyectos son altamente utópicos y muchos de ellos nunca llegaron a construirse. En A cidade do homem nu (La ciudad del hombre desnudo, 1930), unas estructuras concéntricas debían acoger habitantes liberados de tabúes. En la Alameda Lorena de São Paulo construyó un conjunto de viviendas (1936-1938), como prototipo de la nueva ciudad para el hombre moderno.


Fotografía de Glaucia Garcia de Carvalho

Proyectadas desde la diversidad, se elaboró un manual con las instrucciones de uso, intentando educar a los inquilinos para la nueva sociedad moderna. Aunque crearon cierto rechazo entre la población, tuvieron gran aceptación entre artistas e intelectuales.

La arquitectura juega con la composición volumétrica, las formas redondeadas y detalles Art Déco, con influencias claras de la obra de arquitectos como André Lurçat y Robert Mallet-Stevens. Algunas conservadas milagrosamente dentro de la trama urbana, muchas de las edificaciones han sido parcialmente modificadas.


Fotografías de Douglas Nascimento

Ese mismo tipo de arquitectura de la vanguardia internacional fue la que propuso para el concurso del Palácio do Governo do Estado de São Paulo (1927), caracterizado por la descomposición formal de su volumen escalonado, similar a los planteamientos de Willem M. Dudok.

Su obra principal fue la casa que se construyó para sí mismo, en 1938, en la Fazenda Capuava (Valinhos). Inspirada en la arquitectura funeraria egipcia, la vivienda adquiere connotaciones expresivas y monumentales dada su escala, la escenografía de su ubicación, el emplazamiento de la piscina y el tratamiento del elemento verde, especialmente las hileras de palmeras.

Levantada sobre plataformas artificiales, el acceso a la vivienda genera un camino de aproximación que retarda la llegada hasta la casa, al interponer la piscina, como un gran estanque, e introducir escalones y pequeños taludes.


Fotografías de Denis Gascó

La visión frontal lejana da paso a perspectivas y visiones laterales conforme se va acercando a la edificación. Es al llegar a los caminos que bordean la piscina, y seguir la alineación de palmeras, cuando se aprecia el resto de volúmenes adyacentes a la pieza principal.


Fotografía de Pablo León de la Barra

El volumen principal presenta un aire cercano a una mastaba, aunque también es posible encontrar en su forma referencias a la arquitectura precolombina. El acceso se produce a través de un vano enorme, proporcionado a la pieza, que rechaza la escala humana.


Fotografía de Pablo León de la Barra


Fotografía de Nelson Kon

La gran sala central, el espacio más representativo y monumental de la casa, queda flanqueado simétricamente por construcciones laterales que acogen dormitorios y zonas de servicio, en parte parcialmente modificadas por añadidos posteriores.


Fotografías de Nelson Kon

En los laterales de la sala, destacan unos imponentes pórticos de hormigón de grandes vigas en voladizo. La audaz estructura se remarca gracias a la aplicación de colores brillantes, como el rojo en soportes y techos, o el azul en vigas.


Fotografía de Denis Gascó


Fotografía de Pablo León de la Barra


Fotografías de Nelson Kon

El uso del color también es importante en el interior, especialmente en la gran sala, donde se combina con el empleo de materiales de texturas diferentes, como listones de madera e hiladas de ladrillo en la parte inferior de los muros, paneles de aluminio en el techo y en los revestimientos de la cocina, o chapa de cobre en la chimenea.


Fotografía de Nelson Kon

Mientras que exteriormente el volumen es blanco, los muros interiores se pintan de tonos rojos, azulados, verdosos y amarillos. Las carpinterías correderas, muchas de ellas liberando las esquinas, destacan por su color amarillento y su descomposición en un gran número de travesaños horizontales.


Fotografía de Nelson Kon

Como diseñador global del proyecto, Flávio de Carvalho definió todos los detalles, desde el mobiliario fijo y muebles empotrados, hasta las carpinterías y los herrajes.


Fotografía de Nelson Kon

Sobresale el escultórico sillón FDC1, de aire tribal, y por eso mismo muy vanguardista, que insinúa connotaciones sadomasoquistas.


Fotografías de Archiexpo

Mas allá de una extensa obra, más que poseer una pieza de referencia o de enorme influencia, lo más destacable de la trayectoria de Flávio de Carvalho es su actitud excéntrica, inconformista y transgresora, planteando un paisaje urbano para la modernidad habitado por hombres sin complejos de espíritu libre.

Fotografías de Museu de Arte Moderna de São Paulo MAM, Douglas Nascimento, Glaucia Garcia de Carvalho, Nelson Kon, Denis Gascó, Pablo León de la Barra y Archiexpo

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.