ACTUALIDAD

Arquitectura para la austeridad: casa Zicatela de Ludwig Godefroy

Como un bastión de hormigón, el arquitecto francés Ludwig Godefroy ha proyectado la casa Zicatela (Puerto Escondido, Oaxaca) como un refugio sobrio y austero, una casa patio volcada sobre sí misma y abierta al cielo, con reminiscencias a la antigua arquitectura mexicana en sus volúmenes interiores escalonados.

Arquitectura para la austeridad: casa Zicatela de Ludwig GodefroyArquitectura para la austeridad: casa Zicatela de Ludwig Godefroy

Share This

  • linkedin
  • google+

Como un bastión de hormigón, el arquitecto francés Ludwig Godefroy ha proyectado la casa Zicatela (Puerto Escondido, Oaxaca) como un refugio sobrio y austero, una casa patio volcada sobre sí misma y abierta al cielo, con reminiscencias a la antigua arquitectura mexicana en sus volúmenes interiores escalonados.

Tras graduarse en la École de la Ville & des Territoires en Marne la Vallée (París), y trabajar en diferentes estudios, como Leeser Architecture en Nueva York, EMBT en Barcelona, OMA en Róterdam o Tatiana Bilbao en Ciudad de México, Ludwig Godefroy se estableció en la capital mexicana abriendo su propio estudio en 2011. En los últimos años ha colaborado con Emmanuel Picault en el diseño de pubs y clubes, como M.N. Roy en el barrio de Colonia Roma y Nüba en París.

Sus últimas obras se han centrado en la arquitectura residencial, siendo un buen ejemplo de su trabajo la casa de vacaciones levantada en Puerto Escondido (Estado de Oaxaca), una zona costera de gran atractivo turístico, y que recibe el nombre de la playa donde se ubica, Zicatela.

La vivienda, utilizada como segunda residencia, se localiza en la cima de una pequeña colina entre la playa y las montañas. En contra de lo que se espera que sea una casa de vacaciones situada junto al mar, la vivienda se muestra como una edificación cerrada y hermética, un bloque compacto de hormigón solamente perforado por dos grandes vanos, el acceso y la entrada al garaje.

Los muros de hormigón se muestran texturados gracias a las marcas de encofrado. Aunque las puertas hacen contrastar su materialidad, madera frente a hormigón, y su color cálido frente a los tonos grisáceos, continúan y refuerzan la disposición horizontal de los tableros del encofrado.

Los cerramientos de hormigón protegen un interior abierto a dos patios y un estanque. La casa se estructura alrededor de un gran espacio transversal ubicado en el corazón de la parcela, que aglutina la zona de día. Su carácter abierto y permeable, permite entender la franja central longitudinal como una concatenación de patios y espacios al aire libre. Las esquinas del cuadrado resultante se ocupan con el garaje y una bodega o zona técnica en la parte delantera de la casa, y dos dormitorios en la parte posterior. De manera independiente, un tercer dormitorio con forma triangular se dispone más allá de la piscina. Para acceder a él, tendremos que cruzar una pasarela por encima del agua.

Se genera, de esta manera, una secuencia espacial muy interesante que nos lleva, en una alternancia de llenos y vacíos, desde el espacio público exterior al interior de la vivienda. Desde el acceso se pasa al patio de entrada; posteriormente, se atraviesa el salón, accediendo al patio posterior y la zona de piscina. Al final del recorrido se sitúa la pieza de la suite, como elemento diferenciado, separado y cuya forma rompe la geometría ortogonal.

Los patios se resuelven como vacíos centrífugos que reconducen nuestra visión hacia el cielo, ya que sus cerramiento no son muros verticales, sino escaleras que nos llevan a la cubierta. Desde cada lateral de los patios se asciende hacia la parte superior de los volúmenes, convertidos en miradores sobre el entorno marino o montañoso. El baluarte defensivo se ha convertido en una atalaya desde donde contemplar el paisaje circundante, un paisaje al que no se tiene acceso, y del que sólo se obtiene una contemplación distante.

Las escaleras recuerdan la arquitectura mexicana precolombina, con una referencia clara a las pirámides escalonadas. Mas allá de un mero elemento de comunicación vertical, los escalones pueden ser usados como asientos al aire libre, bancadas o repisas.

El volumen girado de la suite impide la visión directa entre los distintos dormitorios, rompe las visuales cruzadas y establece relaciones de tensión entre los cerramientos de la parcela, los muros de las estancias y los escalones.

Tanto en el exterior como el interior, el hormigón visto conforma completamente el espacio. Suelos continuos, techos y muros realizados con el mismo material aportan una total homogeneidad a la vivienda. A las marcas de encofrado se suman, de manera muy localizada, pequeñas perforaciones circulares en los muros, introduciendo un importante contraste de sombras dentro de su textura. Las superficies de hormigón se perforan en vanos y lucernarios, formalizados como rasgaduras por donde se derrama la luz.

El hormigón genera, igualmente, gran parte de las piezas de mobiliario, mamparas separadoras y encimeras. La madera es el único material permitido a su lado. En oposición al hormigón, cierra y cicatriza las aperturas y los huecos, empleándose en carpinterías y protecciones solares. Su carácter móvil les permite plegarse y desaparecer, desdibujando los límites entre el interior de la casa y el espacio exterior anexo.

De la decoración y el mobiliario, se ha hecho cargo Emmanuelle Picault. Siguiendo sus ideas expuestas a través de su obra y su conocida colección “Chic by Accident”, mezcla objetos peculiares, elementos que denomina “patitos feos”, en los que, posiblemente nadie con buen gusto se fijaría, pero de los que el diseñador es capaz de sacar partido en una composición llena de creatividad, originalidad y sentido del humor. A la manera del objet trouvé, estos objetos descontextualizados adquieren un nuevo sentido.

El resultado final es una casa con cierto aire manierista, toques que traen a la memoria la arquitectura de Carlo Scarpa, un poso brutalista y reminiscencias vernáculas. Todo este cóctel hace de la casa Zicatela un proyecto austero pero singular que, como sus autores definen, se caracteriza por la idea de joie de vivre.

Fotografías de Rory Gardiner

http://ludwiggodefroy.com/

http://chic-by-accident.com/

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.