GRANDES MAESTROS

Arquitectura moderna de enfoque oriental: la obra de Antonin y Noémi Raymond

El matrimonio formado por Antonin Raymond y Noémi Pernessin es uno de los protagonistas indiscutibles en la difusión de la arquitectura moderna en Japón, gracias a una obra abierta a los influjos de maestros como Wright y Le Corbusier, filtrados a través de una óptica oriental que busca la síntesis con la tradición japonesa.

Arquitectura moderna de enfoque oriental: la obra de Antonin y Noémi RaymondArquitectura moderna de enfoque oriental: la obra de Antonin y Noémi Raymond

Share This

  • linkedin
  • google+

El matrimonio formado por Antonin Raymond y Noémi Pernessin es uno de los protagonistas indiscutibles en la difusión de la arquitectura moderna en Japón, gracias a una obra abierta a los influjos de maestros como Wright y Le Corbusier, filtrados a través de una óptica oriental que busca la síntesis con la tradición japonesa.

El arquitecto de origen checo Antonín Reimann (1888-1976), más conocido como Antonin Raymond tras su nacionalización estadounidense, junto a su esposa, la diseñadora francesa Noémi Pernessin (1889-1980), son una de las parejas más singulares de la arquitectura y el diseño modernos. Todos los proyectos que desarrolló Antonin tuvieron la ayuda de Noémi en el diseño interior, la decoración, las piezas de mobiliario o los elementos textiles.


Fotografía de Raymond Architectural Design Office

Tras emigrar a Estados Unidos, Raymond colaboró en el despacho de Cass Gilbert (1859-1934), ayudando en el proyecto del Woolworth Building (1911-1913) de Nueva York. Una vez casados, la pareja se trasladaría hasta Taliesin para trabajar a las órdenes de Wright en el desarrollo del proyecto del Hotel Imperial (1913-1923), para mudarse, posteriormente, hasta Tokio como supervisores de su construcción. En la capital japonesa establecerían su despacho en los años 20.

Aunque sus primeras obras se hayan enormemente influidas por el trabajo de Wright, su arquitectura, poco a poco, se volverá más depurada y abstracta, siguiendo el ejemplo de Mallet-Stevens, y recurriendo al hormigón en una estética similar a Perret. Este es el caso de la casa Reinanzaka (1924) en Azabu, Tokio, pionera en Japón en recurrir al Movimiento Moderno.

La descomposición volumétrica, el escalonamiento de volúmenes remarcando el núcleo de comunicación vertical y los elementos lineales de las chimeneas, la supresión de elementos decorativos y las grandes superficies acristaladas, establecen vínculos con el cubismo checo.


Fotografía de Raymond Architectural Design Office

A partir de 1930, cuando se inicia la colaboración con Kunio Maekawa (1905-1986), que había trabajado con Le Corbusier en París, Antonin Raymond inicia un acercamiento a los postulados del maestro suizo. Su adscripción al Estilo Internacional se muestra claramente en el Tokyo Golf Club (1932), de Asaka.


Fotografía de Raymond Architectural Design Office

La obra maestra de este periodo es la casa Akaboshi (1932), en Tokio. Los cinco puntos lecorbusierianos para una nueva arquitectura se aplican de forma elegante en una vivienda enormemente innovadora en el Japón de la época.


Fotografía de Raymond Architectural Design Office

La admiración por Le Corbusier le llevó hasta la emulación, cuando en su residencia de verano de Karuizawa (1933) se inspira directamente en el proyecto de la maison Errázuriz. Esta obra le pone en contacto con la construcción tradicional en madera, iniciando una línea de investigación, en este sentido, que culminaría en la década de 1950.


Fotografías de Raymond Architectural Design Office

La estética de cubiertas inclinadas, superficies de madera de cedro, tejados de paja de alerce, porches y paneles ligeros correderos, así como la presencia del elemento natural y las láminas de agua, vinculan la vivienda a la arquitectura japonesa.


Fotografías de Raymond Architectural Design Office

El enrarecimiento político del país hizo que los Raymond volvieran, en 1938, de nuevo a Estados Unidos, fundando al año siguiente un estudio similar a Taliesin en Pensilvania, bautizado como New Hope. Su experiencia japonesa dio lugar a la publicación Architectural Details in Japan Modern Architecture, en la que se sintetizaba el diseño moderno con la tradición artesanal de ese país.


Fotografías de 1stdibs

Tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, Antonin Raymond se asoció con el arquitecto de origen eslovaco Ladislav Leland Rado (1909-1993), que dirigiría la sede del despacho en Nueva York, mientras el matrimonio Raymond retornaba de nuevo a Japón, gracias al encargo de la sede de Readers Digest (1951) en Tokio. La arquitectura y el diseño interior que desarrollarían durante la década de 1950 hunde sus raíces en la cultura japonesa, con el empleo de técnicas y materiales tradicionales.


Fotografías de Raymond Architectural Design Office

Buscando la economía de medios, la sencillez constructiva y la rapidez en la ejecución, el hormigón será uno de los materiales con los que se experimentará en los grandes encargos públicos que los Raymond recibirán a partir de los años 50. El hormigón visto se convierte en el material expresivo de las costillas que pautan el espacio y dejan pasar la luz en el interior de la iglesia católica de Meguro (1954), en Tokio, dedicada a San Anselmo.


Fotografías de Kazuyoshi Miyamoto

La estética brutalista y el influjo de la arquitectura metabolista japonesa se conjugan en el Memorial Hall de los Trabajadores del Metal (1956), en Yawata, donde se juega con el carácter moldeable del hormigón.


Fotografía de Raymond Architectural Design Office

La expresividad de las cáscaras de hormigón es palpable en la capilla del seminario de la Universidad de Nanzan (1962), en Nagoya. Las bóvedas de diferentes curvaturas y los muros perforados crean un espacio abierto en forma de abanico, que culmina en la gran torre cimborrio dispuesta sobre el altar.


Fotografía de Raymond Architectural Design Office

Una de las obras más conocidas de Antonin Raymond es el Gunma Music Center (1961), de Takasaki, como sede de la Orquesta Sinfónica. Una estructura plegada de hormigón cubre el gran vacío del auditorio. Exteriormente, el potente volumen de la sala se acompaña de dos alas con cubierta quebrada, utilizadas como espacios de servicio, salas de ensayo y camerinos.


Fotografía de Mirutake

Los pliegues de hormigón y las superficies inclinadas, de 12 cm de espesor, aportan un aire mineral al exterior. Los vértices y aristas crean formas puntiagudas de gran expresividad. Los elementos estructurales, las piezas modulares que conforman los cerramientos y las escaleras diferenciadas del volumen, presentan connotaciones escultóricas.


Fotografías de Raymond Architectural Design Office

La textura del hormigón visto y los juegos de luces y sombras arrojadas sobre el cascarón pétreo, con forma de acordeón, refuerzan la expresividad formal de los volúmenes. En un contraste de contrarios, como si de su negativo se tratara, en el auditorio se juega con la iluminación interior para buscar efectos similares.


Fotografías de Raymond Architectural Design Office

Frente a la homogeneidad material exterior y la neutralidad del color gris del hormigón, el vestíbulo se llena de color gracias a los murales abstractos que decoran los cerramientos de la sala. La profusión de formas y tonalidades rememora el bullicio, la variedad y el movimiento de espectadores a la entrada y salida de los recitales.


Fotografías de Mirutake

Los pliegues del gran auditorio sugieren el efecto de talla, mostrando la independencia de las distintas facetas, delineando sus contornos gracias a la iluminación artificial dispuesta en líneas quebradas.


Fotografía de Mirutake

Considerados como unos de los principales difusores del Movimiento Moderno en Japón, la trayectoria de Antonin Raymond y Noémi Pernessin ejemplifica, en gran medida, la evolución de la arquitectura del siglo XX, con una de esas colaboraciones míticas, producto de toda una vida de trabajo conjunto, a la altura de los Eames, Smithson y Aalto. Desafortunadamente, de muchas de sus obras sólo se conservan testimonios fotográficos, porque han sido demolidas.

Fotografías de Raymond Architectural Design Office, Mirutake, Kazuyoshi Miyamoto y 1stdibs

Raymond Architectural Design Office

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.