ARQUITECTURA SOCIAL, ANNA HERINGER

Arquitectura hecha a mano METI School, Bangladesh

Esta escuela de dos pisos de alegres colores ha surgido a partir del conocimiento profundo de los materiales que se disponen en la localidad y la conexión con la comunidad. Es una intervención para dar perspectivas a la población rural de uno de los países más densamente poblados como Bangladesh.

Arquitectura hecha a mano METI School, BangladeshMETI School, Bangladesh.

Share This

  • linkedin
  • google+

Esta escuela de dos pisos de alegres colores ha surgido a partir del conocimiento profundo de los materiales que se disponen en la localidad y la conexión con la comunidad. Es una intervención para dar perspectivas a la población rural de uno de los países más densamente poblados como Bangladesh.

La innovación de Meti School en Rudrapur, Bangladesh, radica en la adaptación de los métodos y los materiales de construcción para crear espacios llenos de luz para el disfrute de los niños. La arquitecta Anna Heringer utiliza  materiales vinculados a la tierra, como son la arcilla y la paja que se combinan con los elementos más ligeros como cañas de bambú y cuerda de nylon. Estos sencillos materiales dan forma a una construcción sencilla que aborda de manera ejemplar la sostenibilidad. Esta es una arquitectura autóctona que surge del profundo conocimiento de la forma de construcción local,  por lo que no puede ser traspuesta directamente a otros lugares pero si su enfoque.

Este fresco proyecto es un modelo de esperanza para la construcción sostenible a nivel mundial. Un ejemplo de que la máxima sencillez con unos recursos muy limitados puede dar lugar a una gran obra.

Amenudeo en los países desarrollados los materiales y técnicas tradicionales son abandonados a favor de la importación de nuevos materiales y productos caros y, a veces eficientemente ineficientes. El resultado son formas y materiales que no duran mucho tiempo y son difíciles de mantener y cuyo único merito es la novedad. Por el contrario este proyecto en una zona pobre de Bangladesh muestra cómo es posible una identidad local nueva y refrescante mediante la explotación de lo inmediato y lo disponible.

El resultado es un hermoso espacio colectivo para el aprendizaje, en el que se enriquecen las vidas de los niños. Aumenta la  esperanza y apuesta por una mejora en las condiciones de vida de los pobres en zonas rurales.

Para obtener más información sobre METI  SCHOOL www.shanti.de

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.