GRANDES MAESTROS

Arquitectura en la Alemania Oriental: las estructuras laminares de Ulrich Müther

Dentro de la arquitectura desarrollada por la República Democrática Alemana, destacan las construcciones económicas diseñadas por Ulrich Müther a partir de estructuras laminares, inspiradas en la obra de Félix Candela.

Arquitectura en la Alemania Oriental: las estructuras laminares de Ulrich MütherArquitectura en la Alemania Oriental: las estructuras laminares de Ulrich Müther

Share This

  • linkedin
  • google+

Dentro de la arquitectura desarrollada por la República Democrática Alemana, destacan las construcciones económicas diseñadas por Ulrich Müther a partir de estructuras laminares, inspiradas en la obra de Félix Candela.

Formado, inicialmente, como carpintero, posteriormente Ulrich Müther (1934-2007) estudió ingeniería en Neustrelitz y se graduó como ingeniero civil en 1963, por la Universidad Técnica de Dresde, especializándose en el cálculo estructural y el desarrollo de cáscaras y láminas de hormigón de doble curvatura, siguiendo el ejemplo de Félix Candela (1910-1997).


Fotografía de Ulrich Müther Archiv

Una de sus primeras obras fue la sala de exposiciones (1966) de la antigua feria anual del Mar Báltico, en Rostock-Schutow, diseñada en colaboración con Erich Kaufmann. Se trata de dos paraboloides hiperbólicos, denominados por Müther de manera abreviada como Hyparschalen.


Fotografía de Martin Maleschka


Fotografía de Ch. Pagenkopf

A la hora de construir el restaurante Inselparadies (1966), en Baabe, recurrió a un único módulo estructural con forma de paraguas, que permitía liberar toda la fachada, posibilitando que pudiera ser acristalada en toda su altura.


Fotografía de Archimages

A la hora de calcular sus primeras estructuras, emplearía la construcción de modelos a escala reducida que le ayudaron a verificar sus planteamientos. Posteriormente, estas piezas autoportantes se utilizaron como marquesinas y paradas de autobús como, por ejemplo, en Binz, Dranske y Templin.


Fotografía de Martin Maleschka

La parada de autobús de Binz sirvió de ensayo para la construcción de la sala de usos múltiples de Rostock-Lütten Klein (1967-1968), que diseñó en colaboración con Erich Kaufmann, como hito representativo de la nueva área residencial. Se trata de una estructura de Hyparschalen formada por cuatro cáscaras de 47x47 m y 7 cm de espesor.


Fotografía de Hubert Link/Bundesarchiv

En esta edificación utilizó, por primera vez, el sistema constructivo que hizo muy rentable la ejecución de este tipo de cáscaras. Consistía en un entramado metálico, formando una malla, donde se proyectaba hormigón, sin necesidad de recurrir a costosos encofrados.


Fotografía de Martin Maleschka

El sistema se perfeccionó en la sala de exposiciones (1969) del Parque Cultural Rotehorn en Magdeburgo, realizada en colaboración con Horst Freytag, Fritz Retzloff y la ayuda de Günther Ackermann. La estructura está formada por cuatro paraboloides hiperbólicos de 24x24 m, consiguiendo una planta cuadrada de 48 m, donde los soportes se han sacado fuera del perímetro, que queda completamente acristalado.


Fotografía de Bundesarchiv


Fotografía de Eugen Nosko/Deutsche Fotothek

En el interior se alcanzan los 15 metros de alto en los extremos de la sala, con una altura de 12 m en el vértice central. El vidrio empleado no es completamente transparente, y deja pasar una luz homogénea y tamizada hacia el interior. La iluminación se completa con lucernarios en la intersección de las cáscaras.


Fotografías de Martin Maleschka

Posteriormente, esa misma tipología estructural sería empleada en numerosas edificaciones, siendo uno de los prototipos que más utilizaría como, por ejemplo, en el caso del Centro de Remo de Dresde (1970), en colaboración con Ingo Schönrock, o en el ayuntamiento de Nuevo Brandeburgo.


Fotografías de Martin Maleschka

La forma de paraboloide hiperbólico se adaptó bien a programas que requerían espacios amplios y sin compartimentaciones, y cuyo cierre acristalado permitía amplias vistas sobre el entorno, siendo especialmente empleado para restaurantes y cafeterías, como el restaurante Ostseeperle (1968), en Glowe, el del parque Eberswalde, el ubicado en el embalse de Hohenfelden (1968), en colaboración con Hans-Otto Möller, o el edificio conocido como Teepott, en Warnemünde.


Fotografía de Axel Mauruszat


Fotografía de Martin Maleschka

No sólo en el caso de edificios de ocio y entretenimiento, estas formas estructurales eran adecuadas, igualmente, para espacios religiosos y de congregación, como el ejemplo de la iglesia de Cristo, en Rostock.


Fotografía de Roland Rossner

El volumen del restaurante Ahornblatt, levantado en 1969-1970 en la Alexanderplatz de Berlín, y diseñado en colaboración con Gerhard Lehmann, Rüdiger Plaethe y Helmut Stingl, surgió como la unión de cinco segmentos de paraboloides hiperbólicos, de dimensiones 22x35 m cada uno.


Fotografías de Ulrich Müther Archiv

A pesar de su perfil icónico y de su enorme plasticidad, el edificio fue demolido en el año 2000, sumándose al, desgraciadamente, largo listado de estructuras diseñadas por Ulrich Müther que han desaparecido.


Fotografía de Axel Mauruszat

Para el restaurante Kosmos, empleó tres segmentos de paraboloides hiperbólicos unidos en hilera, que se intersectan hacia sus vértices, dando lugar a una interesante volumetría.


Fotografía de Doris Klützow

Experimentando con las cáscaras y los elementos laminares, su obra muestra un importante catálogo formal de las posibilidades expresivas del hormigón. Elementos destacados son las dos torres de vigilancia, levantadas en 1975 y 1981 en Binz, cuya forma bulbosa muestra un aire futurista, como un artefacto sacado de la ciencia ficción; o el pabellón de música en Sassnitz, de sugerentes formas onduladas.


Fotografía de Axel Schuldt


Fotografía de
Jan Martin


Fotografía de
Axel Mauruszat


Fotografía de Florian Nessler

Uno de los edificios de mayor riqueza plástica es el restaurante Seerose (1982-1983), construido en Potsdam, y que surge como la unión de ocho cáscaras onduladas de hormigón.


Fotografía de Eleonore Bouché


Fotografía de
Udo Unkelbach


Fotografía de Roland Rossner

Emblema del progreso del régimen socialista, a Ulrich Müther se le permitió, de manera propagandística, construir fuera de la RDA, con obras en Jordania, Libia, Kuwait o Finlandia. Símbolo de una era, tras la reunificación alemana su obra no ha sido convenientemente valorada, con pérdidas lamentables de una trayectoria que supone la continuación de la línea iniciada por Candela.

Fotografías de Ulrich Müther Archiv, Martin Maleschka, Ch. Pagenkopf, Archimages, Bundesarchiv, Deutsche Fotothek, Axel Mauruszat, Roland Rossner, Axel Schuldt, Jan Martin, Doris Klützow, Florian Nessler, Eleonore Bouché y Udo Unkelbach

Ulrich Müther Archiv

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.