PREMIOS PRITZKER

Arquitecto Fumihiko Maki: el incombustible japonés errante

En este nuevo artículo sobre los premios Pritzker vamos a hablar del arquitecto laureado en 1993, el japonés Fumihiko Maki.  La razón de añadir el calificativo de errante no se refiere tan solo a que nuestro protagonista de hoy ha desarrollado su actividad profesional y docente en un ámbito global.

Arquitecto Fumihiko Maki: el incombustible japonés erranteArquitecto Fumihiko Maki: el incombustible japonés errante

Share This

  • linkedin
  • google+

En este nuevo artículo sobre los premios Pritzker vamos a hablar del arquitecto laureado en 1993, el japonés Fumihiko Maki.  La razón de añadir el calificativo de errante no se refiere tan solo a que nuestro protagonista de hoy ha desarrollado su actividad profesional y docente en un ámbito global.

Arquitecto Fumihiko Maki japonés JapónMaki pertenece a esa generación de arquitectos que tuvieron la difícil misión de encontrar el “hilo de Ariadna” que debía de conducirles más allá de los estrictos cánones señalados por el  Movimiento Moderno- ¿Cómo continuar la senda marcada por los grandes maestros? - Pero además le calificamos de incombustible y errante porque nuestro Priztker de hoy está en plena actualidad con más de noventa años… y después de pasar por el ostracismo toda la década siguiente a ser galardonado.

Hablamos en nuestro artículo de análisis de la situación actual de la arquitectura, de hace unos días, sobre  ese difícil momento que empieza a finales de la década de los sesenta y termina de forma bastante calamitosa a mediados de los ochenta. Efectivamente,  es durante esos  últimos años de la década prodigiosa- cuando el mundo industrial vive su máximo esplendor y las ciudades estallan por todas sus costuras- el momento en el que algunos arquitectos empiezan a entrever que los principios del Movimiento Moderno han servido de forma bastante eficaz y barata para dar respuesta a las exigencias del capitalismo urbano más salvaje.

Surge entonces una búsqueda desorientada y caótica que pretende enderezar el entuerto, proponiendo modelos de habitar alternativos al de los informes barrios de bloques entre autopistas.  Los caminos surcados por las vanguardias de entonces son tan variados como generalmente estériles, porque la inercia del modelo CIAM, interpretado torticeramente por la especulación más desbocada, es demasiado potente. Algunos pretenden llegar hasta el final del discurso futurista y proponen mecanizar la urbe y la vivienda; son los Archigram. Otros más amables, aunque igualmente tecnológicos, como el británico James  Stirling trataran en sus proyectos de New Town de hacer compatible el discurso moderno con la clásica vida de Terrace house  tan típica del Reino Unido.

Pero volviendo a Maki. Nuestro Pritzker de hoy se alineará con Kenzo Tange y otros compatriotas dentro del llamado Metabolismo. Desde ese momento hasta nuestros días Fumihiko Maki, como fiel exponente de la arquitectura errante, ha vagado por múltiples estilos, desarrollando de buena fe una trayectoria ecléctica. Maki tenía todas las papeletas para ello.

Fumihiko Maki nace en Tokio el 6 de septiembre de 1928. Estudia nada menos que con Kenzo Tange y se recibe como arquitecto en 1952. A partir de ese momento comienza su relación con EEUU, ya que pasa un año entero en la Cranbrook Academy of Arts de Bloomfield Hills (Michigan). Después completa su master en Arquitectura y se gradúa en la GSD, School of Design de la Universidad de Harvard. Comienza su actividad profesional en la prestigiosa firma d Skidmore, Owings and Merrill de Nueva york y con Sert Jackson y Asociados en Cambridge.

Posteriormente, en 1956 empieza su relación pedagógica-y profesional- como profesor asistente de Arquitectura en la Washington University de San Luis. Realiza allí su primer trabajo como arquitecto: Steinberg Hall art center en el propio Campus. Desde 1962 hasta 1965, Maki enseña arquitectura en la GSD de Harvard y se convierte en un sólido y respetado teórico.

 

En 1965, de forma un tanto sorprendente, nuestro protagonista vuelve a Japón y crea un equipo de más de 35 personas, convirtiéndose en uno de los grandes arquitectos nipones. Es entonces  cuando Maki se une al movimiento del Metabolismo, que encabeza Tange; se trata de una corriente crítica que busca la conexión entre los postulados del Movimiento Moderno y la creación de un entorno humano más orgánico y amable. No es extraño que esa derivada póstuma de lo moderno se diera en Japón, un país tan ligado a la naturaleza y cuya arquitectura, tan sincera y conectada a la tierra, había servido de inspiración a los precursores del propio Movimiento moderno.

Arquitecto Fumihiko Maki japonés Japón

MOVIMIENTO METABOLISMO JAPONES

A partir de ese momento Maki empieza una búsqueda cada vez más personal que le permita rencontrar ese hilo de Ariadna perdido,  y establecer así nuevas bases para su arquitectura, una vez que las certidumbres establecidas por los grandes maestros modernos entran en colisión con los relativamente pobres resultados de su aplicación a la realidad especulativa del momento.  En esas primeras obras, como el Gimnasio Metropolitano de Tokio de 1954 o el Museo Nacional de Arte Moderno de Kioto, que se construye a mediados de los sesenta, se percibe un Maki influenciado por Kenzo Tange, tratando de  incorporar un contenido lingüístico más autóctono a su obra, con imágenes que nos recuerdan el casco de un samurái o los acristalamientos de papel en cuadrícula de la arquitectura vernácula.

Arquitecto Fumihiko Maki japonés Japón

GIMNASIO METROPOLITANO DE TOKIO                             MUSEO NACIONAL DE ARTE MODERNO DE KIOTO

Después de estos proyectos y de realizar el Centro de deportes de la Prefectura de Osaka, Maki proyecta una de sus obras más importantes por su calidad y por la profundidad de su propuesta. Un proyecto que se atribuye todavía al Metabolismo aunque marca sin duda un progresivo alejamiento de ese movimiento. Se trata de los apartamentos Hillside  Terrace, un conjunto habitacional que incluye una enorme y flexible  variedad de propuestas tipológicas que producen a su vez una gran riqueza formal.  Maki está ligado nada menos que 25 años a la evolución de esta obra construida en Tokio, que incluye no solo los ámbitos propios de las  viviendas sino también los espacios de ocio y relación.

Arquitecto Fumihiko Maki japonés Japón

HILLSIDE TERRACE VISTA 1                                HILLSIDE TERRAZE VISTA 2

 

Tras realizar en 1985 el célebre edificio Spiral de corte tal vez postmoderno,  Fumihiko Maki sufre una cierta crisis de inspiración que llegará hasta los principios de este siglo XXI.  Es cierto que continua completando su célebre Hillside, y así en 1998 construye Hillside Oeste con gran éxito, pero no es hasta el año 2003 con la Yokohama tower cuando consigue otra vez grandes encargos.

En el año 2005 Maki da un giro espectacular a su arquitectura y proyecta el Instituto Nacional de Lenguas Japonesas  en Tokio y eso le supone ser repescado por los clientes americanos. Así pues, Maki vuelve al candelero y hace las maletas para irse de nuevo, en ese viaje de ida y vuelta, hasta los EEUU.

Arquitecto Fumihiko Maki japonés Japón

YOKOHAMA TOWER                              INSTITUTO DE LENGUAS JAPONESAS

 

Entre los años 2006 y 2009 Fumihiko Maki, ya con cerca de ochenta años, empieza pues una nueva época, un sorprendente renacer que le lleva a ampliar sustancialmente su despacho, para realizar las dos obras americanas previas nada menos que  el Kemper Art Museum y la ampliación del Mit Media Lab.

Arquitecto Fumihiko Maki japonés Japón

KEMPER ART MUSEUM                                                      MIT MEDIA LAB

 

Y ya absolutamente lanzado, con más de ochenta años y en plena juventud creativa Maki, nuestro japonés errante, nuestro hombre incombustible, el ave fénix de la arquitectura, proyecta edificios absolutamente emblemáticos:  el Museo de Aga Khan y….pásmense amigos lectores…uno de los rascacielos del nuevo Word Trade Center, concretamente el número 4 de la serie.  También en Nueva York proyecta dos edificios más:  el edificio Black Glass y el 51 Astor Palace. Hay quien dé más…

Arquitecto Fumihiko Maki japonés Japón

AGA KHAN MUSEUM                                                                51 ASTOR PALACE NYC                            

Perdón, se me olvidaba decirles que este año empezará a construirse el nuevo Museo del Diseño en China del joven arquitecto nonagenario japonés Fumihiko Maki. Así que amigos sesentones, esto no ha hecho nada más que empezar.

Arquitecto Fumihiko Maki japonés Japón

MAQUETA DEL NUEVO MUSEO DEL DISEÑO DE CHINA

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.