Share This

  • linkedin
  • google+

Beneficios de la perpetúa relación entre las ciudades y los ríos. 

Los núcleos urbanos suelen originarse en las inmediaciones de los ríos que se utilizan como fuente de agua potable y de riego, de alimento, medio de transporte, como lugar de vertidos... En muchas ocasiones, después de los sucesivos crecimientos de las ciudades, los cauces suelen alcanzar posiciones centrales a las mismas.

Estas infraestructuras pueden significar una barrera en las ciudades, a veces incluso una amenaza ante posibles inundaciones o una oportunidad para disponer de un espacio libre único en la ciudad, del que disfrutar, e incluso acceder.

En todo caso, la preservación de la riqueza biológica de las riberas y su función de corredor ecológico debería ser la base de las actuaciones a realizar en los mismos, a compatibilizar con los usos recreativos, educativos o de transporte deseados.

Hemos recopilado algunos ejemplos de estas actuaciones, sin entrar a valorar lo beneficiosas o no para las ciudades o para los propios ríos.

Valencia, el rio Turia, después de la riada de 1957 en la que se calcula que 3/4 partes de la ciudad quedaron bajo el agua, se abordó y ejecutó definitivamente el tema de su desvío por el sur de la ciudad. Después de algunas propuestas para el espacio del lecho fluvial, éste alberga jardines, parques, zonas deportivas, la Ciudad de las Ciencias, el Palau de la Música, el parque de Cabecera, el zoo... queda pendiente la ejecución del tramo de la desembocadura.

Bilbao nació como una ciudad dedicada al comercio marítimo en el límite navegable del rio Nervión, y en los siglos XIX y XX se desarrolla una importante industria minera, naval, siderúrgica y portuaria. Algunos de los antiguos espacios industriales se han convertido en paseos, parques, galerías al aire libre...

El rio Arga, a su paso por Pamplona, se ha acondicionado a usos más ‘urbanos’. Se han mantenido algunas zonas con usos agrícolas y los grandes espacios verdes creados en torno al rio presentan una estructura similar que consiste en una orilla variable con vegetación natural, un camino o senda (llamado paseo fluvial) y un parque adaptado a las posibles inundaciones o, en algunos casos algún equipamiento o polígono industrial. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.