Casa configurada por pabellones en la Vega

2017

Casa configurada por pabellones en la Vega
Estudio

AyE Partners | Arquitectura

C/ Mesones 37 2º

La ubicación nueva prevista está lindando con e

Arquitectos
Eduardo Martín Martín
Arquitecto socio

Casa configurada por pabellones diseminados entre dispares “paisajes naturales” en la Vega de Granada.

Arquitectura relacionada con la naturaleza. Casa configurada por tres pabellones diseminados que van buscando la relación con la naturaleza. Se envuelven y se deja proteger por los arboles existentes en la finca “dispares paisajes naturales” y mira hacia los paisajes lejanos de la vega.

La vega es un lugar protegido. Su horizonte visual lo establece las cumbres blancas de Sierra Nevada. La vega contiene un paisaje horizontal cultivado de gran extensión. Paisaje Horizontal fragmentado por cultivos de choperas. Sobre él se superponen pequeñas edificaciones aisladas.

El paisaje se modifica con el Tiempo…el paso de las Estaciones, las variaciones del Clima, la diferencia de los Cultivos.

La vivienda se ubica en la finca, preservando los árboles existentes, que por su antigüedad son esculturas en el paisaje de la vega. El acceso se realiza desde el patio de mármol del estanque que riega la huerta. Se han conservado los árboles: el trazado del acceso se pliega a ellos y protege las edificaciones, las hace sostenibles con la propia naturaleza sin tecnología artificial.

Ubicación tangente a la parcela. La medianera se ensancha hasta 80cm en su interior para albergar la galería que conduce de un modo oculto a cada uno de los pabellones. Los pabellones aparecen en la vivienda por fascinación, asociados a su paisaje. La galería es el umbral, el lugar donde los recuerdos se borran y permite acceder a nuevos recuerdos.

La acusada verticalidad, de los árboles (mayormente chopos) equilibra la horizontalidad de las edificaciones, su perfil bajo. Los árboles pequeños (frutales) asemejan visualmente a patios privativos cada uno de los pabellones.

Relacionada con la naturaleza, con el paisaje. Con las preexistencias y con la vegetación existente. Tres pabellones uno de madera de proporciones similares a un anterior cobertizo (zona de dormitorio) que el tiempo ha permitido que su color se asemeje al de los árboles, otro de vidrio (zona de estar) que se pliega completamente y actúa como porche al jardín en días benignos, construido bajo un gran nogal que lo resguarda. El tercero reflectante, situado en un bosque de chopos consigue percibir su magnitud ampliada (cocina-comedor).

El muro medianero en su interior es una galería iluminada con pequeños focos de luz cenital, son las entrañas de un muro de ladrillo, que se habita para conectar.

Vivienda favorecida por la climatología: pabellones ubicado en la naturaleza. Se ampara sobre plataformas exentas de los cultivos, protegiendo su acceso (dormitorios), el pavimento se introduce, las paredes desaparecen para fomentar un mismo uso exterior-interior (estar), o se sumergen en el bosque (cocina-comedor): Se instauran variables en la transición (relación) de los edificios con la naturaleza.