GRANDES MAESTROS

Vivir en la vanguardia: la arquitectura residencial de Victor Bourgeois

La obra desarrollada por el arquitecto belga Victor Bourgeois durante la década de 1920 muestra la asimilación de las corrientes arquitectónicas modernas procedentes de Francia, en una simbiosis plástica que engloba, además, influjos cubistas y neoplasticistas.

Vivir en la vanguardia: la arquitectura residencial de Victor BourgeoisVivir en la vanguardia: la arquitectura residencial de Victor Bourgeois

Share This

  • linkedin
  • google+

La obra desarrollada por el arquitecto belga Victor Bourgeois durante la década de 1920 muestra la asimilación de las corrientes arquitectónicas modernas procedentes de Francia, en una simbiosis plástica que engloba, además, influjos cubistas y neoplasticistas.

Victor Bourgeois (1897-1962) fue una de las figuras más destacadas de la vanguardia arquitectónica belga, miembro muy activo de los CIAM, y promotor de la “plástica pura” a través de la creación de revistas como Au Volant (1919), Le Geste (1919-1920) o 7 Arts (1922-1928).

A partir de su trabajo para la Sociedad Nacional de Viviendas Baratas, uno de sus principales campos de experimentación será la arquitectura residencial. Sus primeras obras muestran cierta influencia del cubismo y la arquitectura de Le Corbusier y, sobre todo, del grupo holandés De Stijl. Un ejemplo es su propia casa, construida en 1925, en el número 103 de la avenida Seghers de Bruselas.

Para la sociedad cooperativa La Cité Moderne, Bourgeois diseñó una ciudad jardín en Sint-Agatha-Berchem (1922-1926), al noroeste de Bruselas, en colaboración con el paisajista Louis Van der Swaelmen (1883-1929) y el pintor Pierre-Louis Flouquet (1900-1967).

Apelando a la economía y la estética moderna, a la radicalidad formal (supresión de la decoración, volúmenes sencillos, formas cúbicas, cubiertas planas) le acompañó la innovación técnica al recurrir a la construcción en hormigón mediante encofrados con la altura de planta, abaratando su construcción.


Fotografías de Georges de Kinder

En el conjunto, de aspecto casi cubista, se escalonan en zigzag las hileras de viviendas, generando interesantes juegos volumétricos, cuyo efecto dentado se ve reforzado por la composición de huecos y ventanales.


Fotografías de Georges de Kinder

El despiece de carpinterías muestra composiciones variadas inspiradas en el neoplasticismo, y se acompaña de vidrios de colores que salpican de tonos brillantes a los revestimientos blancos.


Fotografías de Georges de Kinder

El reconocimiento internacional y la amplia difusión de la Cité Moderne hicieron que fuese uno de los arquitectos elegidos para construir un prototipo de vivienda en la Weissenhof de Stuttgart (1927), el único representante belga de la exposición.

Los encargos más importantes de la década de 1920 fueron estudios y viviendas unifamiliares, como la casa Mondalt (1927), la casa para Herman Teirlinck y Karel Maes (1928), la casa Lamblot (1929) o, especialmente, el estudio del escultor Oscar Jespers (1928).


Fotografías de Serge Anton

Aunque inicialmente Jespers pensó en Le Corbusier para construir su estudio en París, finalmente no llegaría a trasladarse, recibiendo Victor Bourgeois el encargo de construir una edificación que incluyera su vivienda, su estudio y un espacio para exposiciones, en el distrito de Woluwe-Saint-Lambert de Bruselas.

Su diseño abstracto y sin decoración, con una fachada de bandas paralelas de llenos y vacíos que contrasta con el academicismo de las edificaciones colindantes, dificultó en su momento la concesión de la licencia de obras. Para conservar la alineación de las dos parcelas adyacentes, se recurrió a un trazado curvo que permitía salvar elegantemente el retranqueo.


Fotografías de Filip Dujardin

Interiormente, el espacio se adaptó a las necesidades del propietario. Para poder desarrollar esculturas monumentales, se aumentaron las alturas habituales de techos y el taller se extendió en doble altura. Los espacios expositivos vuelcan y se comunican visualmente con el estudio.


Fotografías de Steve de Vriendt

La casa estuvo habitada por Jespers hasta su muerte en 1970. Posteriormente, la edificación, que ha tenido diversos inquilinos, fue adquirida por el coleccionista de arte Jean-François Declercq que la ha convertido en una galería, retornando a su uso inicial.


Fotografía de Steve de Vriendt


Fotografía de Filip Dujardin

De las obras desarrolladas durante la década de 1930, destacan la Villa La Jeannerie (1936), en Sint-Genesius-Rode, y el edificio ubicado en el número 5 de la avenida de Uruguay, en Bruselas, con jardín diseñado por Jean Caneel-Claes.


Fotografía de Kris Vandevorst


Fotografías de Inventaire du Patrimoine Architectural Région de Bruxelles-Capitale

Después de la Segunda Guerra Mundial, la obra de Victor Bougeois se diversifica con numerosos encargos públicos, gracias a su reconocimiento como uno de los grandes arquitectos del movimiento moderno en Bélgica.

Fotografías de Filip Dujardin, Serge Anton, Steve de Vriendt, Georges de Kinder, Kris Vandevorst e Inventaire du Patrimoine Architectural Région de Bruxelles-Capitale

Atelier Jespers

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.