GRANDES DESPACHOS

Parque de la Estació Vella, por Batlle i Roig

El Parque de la Estació Vella, diseñado por el despacho Batlle i Roig, ocupa una superficie de 1,6 hectáreas en los terrenos de la antigua estación de Igualada, situados al final del paseo de Mossèn Cinto Verdaguer en una manzana delimitada por dos calles que presentan un fuerte desnivel entre ellas.

Parque de la Estació Vella, por Batlle i RoigBatlle i Roig

Share This

  • linkedin
  • google+

El Parque de la Estació Vella, diseñado por el despacho Batlle i Roig, ocupa una superficie de 1,6 hectáreas en los terrenos de la antigua estación de Igualada, situados al final del paseo de Mossèn Cinto Verdaguer en una manzana delimitada por dos calles que presentan un fuerte desnivel entre ellas.

Un muro de sección compleja divide el parque en dos partes, una plana al nivel de la calle de Joan Maragall, y la otra con pendiente que resuelve el desnivel existente con la calle Trobadiners. Una parte es una explanada de arena con plátanos y jardineras con abelias, y la otra un bosque de árboles del amor, robinias y arbustos.

El muro adopta diferentes formas, tiene una altura variable, y resuelve a través de su geometría, las diferentes funciones planteadas. La homogeneidad del material empleado -aplacado piedra negra- hace que a pesar de la versatilidad planteada, el parque se entienda como una pieza unitaria. El muro es paseo y canal, escalera y anfiteatro, “grotta” o bar, transformándose según las necesidades y configurando en su punto álgido la plaza del parque, alrededor de la cual se disponen las gradas, el escenario, el bar, el estanque y la “grotta”.

La coronación del muro es un paseo que une la Plaza Catalunya con la Avenida de Balmes, con una pendiente constante, que bordea el bosque y con vistas sobre el resto del parque. El pie del muro es un canal que une los dos estanques, uno producido por el salto de agua de la “grotta”, el otro como final de recorrido al lado de la Plaza Catalunya.

La disposición de los elementos y la configuración de los espacios responde al carácter de parque público buscado, pero las sensaciones que se quieren conseguir a través del diseño del muro, el recorrido de las aguas, la elección de las especies vegetales, o la disposición de los elementos escultóricos, responden mas al carácter de un viejo jardín que hubiese invadido los terrenos de la estación vieja.

Autores Enric Batlle i Durany, Joan Roig i Duran, Arquitectos

Colaboradores Lluis Jubert, arquitecto / Teresa Galí-Izard, ingeniera técnica agrícola / Lluís Roig, arquitecto técnico / Static, Gerardo Rodríguez, ingeniería estructuras / Pere Largo, ingeniería instalaciones

Cliente Ayuntamiento de Igualada

Superficie 1.6 ha

Localización Igualada, Barcelona

Fecha de proyecto y finalización 1993-1995

Fotografía Jordi Surroca

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.