GRANDES MAESTROS

La ciudad sin arquitectura: No-Stop city de Archizoom

En la utopía urbana No-Stop City, la ciudad propuesta por los italianos Archizoom, la forma arquitectónica desaparece precisamente a causa de la extensión ilimitada de la propia arquitectura.

La ciudad sin arquitectura: No-Stop city de ArchizoomLa ciudad sin arquitectura: No-Stop city de Archizoom

Share This

  • linkedin
  • google+

En la utopía urbana No-Stop City, la ciudad propuesta por los italianos Archizoom, la forma arquitectónica desaparece precisamente a causa de la extensión ilimitada de la propia arquitectura.

Dentro de la “arquitectura radical”, como la denominó Germano Celant en 1968, el grupo italiano Archizoom Associati destacó por sus críticas a la modernidad convertida en academia y su sátira hacia la sociedad de consumo. Un ejemplo pueden ser la silla y otomana Mies (1969), donde se mezclan los tubos cromados patentados por Mies con los tapizados de Le Corbusier.


Fotografía de MOMA

Las propuestas englobadas bajo el título Letti di sogno (1967) son, con sus referencias al arte pop, la multiculturalidad y la propensión a lo kitsch, un precedente del postmodernismo. En estas propuestas de camas de ensueño, se emplean pieles de leopardo, plásticos e imitaciones al mármol, y constituyen un antecedente del Nuovo Design italiano.


Fotografías de FRAC

Andrea Branzi, Gilberto Corretti, Paolo Deganello y Massimo Morozzi fundaron Archizoom en 1966, en Florencia. Posteriormente, en 1968, se les unirían Dario y Lucia Bartolini. Imbuidos del ambiente neodadaísta norteamericano y el arte pop de la época, y dentro de la corriente de renovación en la literatura (Kerouac o Ginsberg), el cine (nueva ola americana), la música (Beatles o Rolling Stones) y la moda (Mary Quant), Archizoom trasciende la arquitectura gracias a la utopía.


Fotografías de FRAC

Una de sus propuestas emblemáticas es la No-Stop City (1970), desarrollada, principalmente, por Andrea Branzi, y que apuesta por la tecnificación de los ambientes. A pesar de su carácter utópico, los planteamiento huyen de la ciencia ficción a la que otros grupos, como Archigram, recurrían.

Se lleva a cabo la disolución de la arquitectura por reducción al absurdo. La arquitectura desaparece al ser todo arquitectura. La arquitectura no se encuentra en el paisaje. La arquitectura es, en sí misma, el propio paisaje. El único paisaje. Un paisaje urbano sin forma urbana.


Fotografías de DOMUS

Esta extensión indefinida de la arquitectura da como resultado una ciudad sin centro ni periferia, un conglomerado isótropo, una ciudad interior climatizada y sin fachadas que se desarrolla horizontalmente.


Fotografía de FRAC

No hay intersticios, huecos o vacíos. La colonización arquitectónica es completa. La urbanización global ha desterrado la naturaleza, y si aún quedan restos de ella, se muestran como fósiles o huellas, como vestigios o reliquias de un pasado ya superado.


Fotografías de DOMUS

La monotonía del espacio continuo se rompe con el juego de escalas: frente a la inmensidad de la escala territorial, cercana a la infinitud, se opone la pequeña escala de los objetos cotidianos y el mobiliario. Frente al orden de la trama y los elementos estructurantes, se opone la aleatoriedad en la ubicación de las piezas que hacen habitables los espacios generados.


Fotografía de DOMUS


Fotografía de MOMA

Los interiores no se distinguen de los exteriores. El espacio público se confunde con el espacio privado. La división o zonificación habitual del espacio residencial desaparece a favor de un sistema de objetos: piezas de mobiliario, objetos de consumo, paquetes funcionales, bancadas de cocina, camas, sacos de dormir y tiendas de campaña; capaces de generar microentornos y pequeñas unidades de alojamiento.


Fotografías de DOMUS

La arquitectura genera el marco neutro donde se desarrolla la vida. Se transforma en el escenario de apropiación del nuevo habitante, que lo ocupa llenándolo con sus objetos personales, electrodomésticos y vehículos. Marcas comerciales y productos de supermercado se exponen como si fuesen Cajas Brillo de Andy Warhol.


Fotografías de DOMUS

En pleno auge de la carrera espacial y la llegada del hombre a la Luna, la ocupación completa de la Tierra que propone Archizoom sólo permite el desarrollo de una nueva arquitectura interplanetaria. La Luna, accesible gracias a la autopista planteada por Alessandro Poli (Superstudio), se convierte en la “tierra prometida” de la nueva colonización.


Fotografías de Canadian Centre for Architecture CCA

Se trata de propuestas quiméricas y utópicas para la nueva ciudad y la nueva arquitectura, radicales y sorprendentes como debieron serlo, en su momento, las vistas y representaciones del nuevo concepto de ciudad renacentista (por ejemplo, la Città Ideale (1480-1490) atribuida a Luciano Laurana).


Fotografía de Galleria Nazionale delle Marche

Fotografías de DOMUS, MOMA, FRAC, Canadian Centre for Architecture CCA y Galleria Nazionale delle Marche

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.