GRANDES MAESTROS

Jean Bossu: de discípulo de Le Corbusier a arquitecto en las colonias

Desde un primer racionalismo, la obra del arquitecto francés Jean Bossu se vió influida por la construcción vernácula, obteniendo una arquitectura sensible al lugar y los condicionantes socioculturales de las colonias donde trabajó.

Jean Bossu: de discípulo de Le Corbusier a arquitecto en las coloniasJean Bossu: de discípulo de Le Corbusier a arquitecto en las colonias

Share This

  • linkedin
  • google+

Desde un primer racionalismo, la obra del arquitecto francés Jean Bossu se vió influida por la construcción vernácula, obteniendo una arquitectura sensible al lugar y los condicionantes socioculturales de las colonias donde trabajó.

Los inicios profesionales de Jean Bossu (1912-1983) están fuertemente marcados por su colaboración con Le Corbusier. Con apenas 18 años entra en su despacho, colaborando en proyectos tan emblemáticos como el Plan Voisin, el concurso del Palacio de los Soviets, el Centrosoyouz, la Cité du refuge de l’Armée du Salut, o las propuestas para Argel y Nemours.

Colaborador, posteriormente, de Auguste Perret o André Lurçat, se dará a conocer, a partir de 1945, gracias a los trabajos de reconstrucción de Bosquel (Picardía), formando parte del equipo capitaneado por Paul Dufournet. Sobresale su investigación sobre sistemas constructivos y tipologías estructurales, realizando composiciones basadas en el Modulor.


Fotografías de Xavier Dousson

El análisis de la arquitectura vernácula y la construcción tradicional, siguiendo el ejemplo de Le Corbusier en las casas en La Celle-Saint-Cloud y Les Mathes, o su sistema Murondins, llevó a Bossu a plantear construcciones a base de muros de mampostería y elementos prefabricados para los forjados, como la casa del Dr. Tartrou (1946-1949), en Saint-Jean-de-Monts (o, posteriormente, el Lycée Agricole de Saint-Joseph, en la isla de La Reunión).

La destrucción de Orléansville (actualmente Chlef, Argelia), a causa de un terremoto en 1954, le permitió, con la reconstrucción del barrio de Saint-Réparatus (1955-1964), la realización de una de sus mejores obras. El proyecto del mercado bebe de la tradición islámica, reinterpretando sus espacios urbanos y zonas comerciales.

La mezcla de hormigón y materiales cerámicos, la creación de pórticos y espacios en sombra, la disposición de filtros y pantallas solares, la composición abierta y el juego de escalas, transmiten las posibilidades de una modernidad permeable a influencias no ortodoxas. Desgraciadamente, un nuevo terremoto en 1980, devastó todas estas construcciones.


Fotografías de Cité de l'architecture et du patrimoine

Otras obras posteriores en Argelia son la prefectura de Tiaret (1966-1970), el Hôtel des Impôts (1969) y el magnífico Immeuble des Domaines (1969-1976), en colaboración con Raymond Ribes, ambos en Argel.


Fotografía de Cité de l'architecture et du patrimoine

A partir de la década de 1950, su trabajo en La Reunión, dejó una importante huella en la arquitectura moderna de esta isla del océano Índico, especialmente en su capital Saint-Denis, con obras como la iglesia de Sainte-Clotilde, la Caja de Prestaciones Familiares o el edificio de Correos.


Fotografías de Carolinel3fle

Se trata de una arquitectura híbrida que, sin olvidar la lección corbusieriana, busca mecanismos de adaptación a los condicionantes del lugar y su climatología, destacando el diseño de protecciones solares y sistemas de ventilación natural. El edificio Ah-Sing, por ejemplo, se adapta perfectamente a la trama urbana sin renunciar al carácter icónico de su posición en esquina.


Fotografías de Carolinel3fle

Quizás la obra más emblemática de Jean Bossu sea la sede de la Direction de l’Agriculture, de l’Alimentation et de la Forêt DAAF (1970), también en Saint-Denis. Insertada en el Parc de la Providence, el complejo se divide en tres edificaciones de fuerte componente horizontal, de color blanco y determinados paramentos en azul, que destacan entre el verde y el rojo de la flora local.


Fotografía de DAAF La Réunion


Fotografía de Carolinel3fle

Volúmenes sencillos con fachadas talladas en profundidad, superficies curvadas, cierto formalismo contenido y un estudiado control solar son algunas de las características de unos edificios que se adaptan, de manera sutil, a la pendiente del terreno.


Fotografías de Hervé Douris

En el año 2014, la edificación fue objeto de una importante actuación, según el proyecto de Olivier Brabant, que la adaptó a las necesidades actuales, conservando, en gran medida, la espacialidad original.


Fotografías de Hervé Douris

Como asegura Xavier Dousson en su libro Jean Bossu. Une Trajectoire Moderne Singulière (París, Editions du Patrimoine, 2014), Bossu es uno de esos arquitectos que poseen una “insolente libertad”.

Fotografías de Cité de l'architecture et du patrimoine, Carolinel3fle, DAAF La Réunion, Hervé Douris y Xavier Dousson

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.