ARQUITECTURA Y GASTRONOMÍA

Había una vez una casa en un árbol… Restaurante “Yellow Treehouse”

El Restaurante “Yellow Treehouse” está construido alrededor de un árbol a varios metros de altura sobre el suelo en un bosque al norte de Auckland ciudad de Nueva Zelanda. Seleccionaron una secuoya de 1,7 metros de diámetro y 40 años de antigüedad, entre sus ramas se ancló el restaurante como una casa de juegos en un árbol. 

Había una vez una casa en un árbol… Restaurante “Yellow Treehouse”Peter Eising y Lucy Gauntlett de Pacific Environments Architects

Share This

  • linkedin
  • google+

El Restaurante “Yellow Treehouse” está construido alrededor de un árbol a varios metros de altura sobre el suelo en un bosque al norte de Auckland ciudad de Nueva Zelanda. Seleccionaron una secuoya de 1,7 metros de diámetro y 40 años de antigüedad, entre sus ramas se ancló el restaurante como una casa de juegos en un árbol. 

Poner en marcha este proyecto surgió fruto de una campaña publicitaria de Páginas Amarillas, con el fin de demostrar que cualquier producto puede ser promocionado por esta empresa independientemente de sus características. El resultado, un éxito.

Como en un bosque “encantado” se emplaza esta casa en el árbol que nos recuerda a los sueños de infancia. Busca la inspiración en las formas orgánicas de la Naturaleza, la crisálida que protege a la mariposa que emergerá o la sencilla silueta de un bulbo de cebolla. Durante el día permanece semioculta ofreciendo refugio entre las ramas, en la noche se enciende como un faro que ilumina las fantasías y la imaginación.

Los arquitectos encargados del Proyecto, Peter Eising y Lucy Gauntlett de Pacific Environments Architects, proyectaron el acceso como una aventura en sí mismo, éste se realiza a través de un puente de 60 metros en ascenso que discurre entre los árboles, hasta llegar al espacio del restaurante de 42 metros cuadrados.

El lugar y el árbol elegido debían cumplir una serie de requisitos funcionales. Capacidad para 18 comensales cómodamente dispuestos más los camareros que los atendiesen, además debía quedar espacio para la colocación y movimiento de las cámaras. La cocina y los aseos se dispusieron a nivel del suelo.

El edificio adopta una forma ovalada sencilla envuelta alrededor del tronco y estructuralmente atada en la parte superior e inferior. La planta está formada por dos semicírculos que se deslizan permitiendo el acceso desde la parte trasera donde desembarca la pasarela. Semeja una caracola de mar con los extremos abiertos en espiral hacia el centro.

La estructura principal está formada por cerchas de madera. Las aletas curvas que forman el cerramiento son de pino laminado encolado, los listones colocados entre las aletas de álamo. La disposición de aletas y listones permite visuales del bosque de 360 grados.

© Fotos Lucy Gauntlett

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.