ARQUITECTURA ENTERRADA

"Al Abordaje", un museo marítimo muy apetecible, BIG

El Museo Marítimo de Dinamarca es un museo subterráneo construido en torno a un dique seco junto al castillo de Kronborg,  que es uno de los edificios renacentistas más relevantes del norte de Europa.

"Al Abordaje", un museo marítimo muy apetecible, BIGMuseo Marítimo Danés, BIG, Bjarke Ingels Group

Share This

  • linkedin
  • google+

El Museo Marítimo de Dinamarca es un museo subterráneo construido en torno a un dique seco junto al castillo de Kronborg,  que es uno de los edificios renacentistas más relevantes del norte de Europa.


Este castillo, durante siglos reportó, gracias a su estratégica situación, gran cantidad de ingresos a la corona danesa, pues se cobraba una tasa a todos los navíos que transitaban entre el océano Atlántico y el mar Báltico.





Cuando perdió este fin recaudatorio, el recinto fortificado se convirtió en un astillero. Como resultado del apogeo naval danés, en 1923 el interior del castillo se abrió al público como sede del Museo Marítimo Danés. Sin embargo, en el último cuarto del siglo XX, la desindustrialización haría del astillero de Kronborg un paisaje descuidado y decadente.



En el año 2000 cuando se otorgó al castillo la condición de Patrimonio Mundial de la UNESCO, éste fue desalojado con el fin de restaurar sus interiores originales. Se acordó entonces que el museo sería alojado en el interior de un dique seco situado al lado del castillo. En 2004 se convocó un concurso que planteaba el traslado del museo a su nueva ubicación.





Las bases del concurso presentaban varios dilemas. Por un lado, el museo no debía sobresalir por encima del nivel del suelo para no desvirtuar la visión del castillo. En segundo lugar, el espacio que ofrecía la cavidad preexistente suponía únicamente la mitad del espacio requerido para albergar el programa del museo, lo que habría implicado trabajar a varios niveles y hubiera convertido el museo en una construcción carente de luz y ventilación natural en sus plantas inferiores. Por otro lado, esta solución hubiese distorsionado uno de sus atributos más relevantes, es decir, se hubiera perdido la concavidad del dique y su característico perfil con la forma del casco de un barco.





La más radical de las cinco propuestas del concurso fue la de BIG, equipo ganador, al frente del cual está el arquitecto danés Bjarke Ingels. Salvando los dilemas que suponía el proyecto, construyendo nuevos muros a cierta distancia alrededor del muelle viejo para mantener así su integridad estructural y colocando el museo en el espacio generado, convirtiendo el vaso del dique en el patio central del recinto; un espacio abierto al paso de todo el mundo, donde se pueden celebrar actos públicos como veladas y conciertos. Tres puentes de doble nivel cubren este espacio, conectando a los visitantes con las diferentes secciones del museo.



El edificio, cuya obra fue finalizada en octubre de 2013, suma un total de aproximadamente 7.600 metros cuadrados de galerías que albergan la colección permanente del museo. Además, el espacio es versátil puesto que de forma rápida y sencilla se puede transformar en salas independientes que permiten organizar exposiciones y eventos especiales.





El proyecto ha sido galardonado recientemente con el premio “cultura” otorgado en el WAF, Festival Mundial de Arquitectura, en la edición de 2014.







© Fotos y planos de BIG, Bjarke Ingels Group

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.